La aldea en la que los hombres están prohibidos

Un ejemplo contra la violencia que sufren las mujeres en Kenia es la aldea Umoja, en la que está prohibido que habiten hombres. Víctimas de mutilación genital, abusos y agresiones, las mujeres del pueblo administran sus propios recursos y han logrado cambios a su favor en las legislaciones. ¿Cómo funciona el avance de los derechos de las mujeres en África?

Por Maximiliano Sbarbi Osuna

Umoja

La aldea de Umoya, que en la lengua swahili significa “Unidad”, es el resultado de la lucha de las mujeres keniatas por evadir las tradicionales y duras imposiciones sociales que benefician a los hombres.

No sólo se trata solamente de machismo, desigualdad económica y laboral, sino de mutilación genital, violaciones, repudio familiar a las víctimas de abusos, casamientos preconcebidos y todo tipo de humillaciones físicas y psíquicas.

Un grupo de mujeres fundó en 1990 esta aldea para evitar el maltrato a las que generaciones enteras han sido sometidas y además para generar sus propios recursos económicos.

Una de las reglas fundamentales es la prohibición de que vivan hombres, excepto los hijos de las propias aldeanas. Varias de las mujeres que habitan en Umoja convencen a otras keniatas, que han sido violadas, repudiadas, a las que el marido les niega el divorcio o que han quedado viudas, a sumarse a la iniciativa, que goza de buena salud económica.

FUNCIONAMIENTO DE LA ALDEA

Actualmente, viven en Umoja unas 50 mujeres junto con 150 hijos. Las casas son precarias, de barro, pero la dignidad de las que las habitan convierte a este sitio en un enorme ejemplo de lucha contra la violencia de género.

Como la zona es muy seca, las mujeres de la aldea viven de la venta de las artesanías que ellas mismas elaboran, que son consumidas por los turistas curiosos. Un sitio habitado solamente por mueres es un atractivo, que además está promocionado por el propio ministerio de Turismo.

Pero, esto sucede recientemente. Antes, desde el mismo gobierno se desalentaba la independencia de las mujeres.

Además de los souvenirs, existe un centro cultural y un camping cercano administrados por las mujeres de Umoja.

Con el dinero recaudado se atienden gastos médicos, compran alimentos y se financia una escuela en la que tanto las adultas como los niños aprender a leer y a escribir.

COMPORTAMIENTO

Podría pensarse que las mujeres que habitan en Umoja se caracterizan por el resentimiento hacia los hombres. Pero, de acuerdo con testimonios recogidos por periodistas del diario Washington Post, varias adolescentes desean casarse y vivir fuera de la aldea, pero en condiciones diferentes en las que se suele vivir en Kenia.

Esto demuestra que Umoja actúa como un centro de promoción de los derechos de la mujer y que en varios casos, principalmente las hijas de las víctimas se insertan en la sociedad con una mentalidad contraria al machismo, libre de violencia y más seguras y valoradas.

VIOLENCIA HACIA LOS HOMBRES

Al comienzo, los maridos violentos que consideran a la mujer parte de su propiedad decidieron fundar su propia aldea adyacente a Umoja, pero la iniciativa no prosperó.

El éxito de la aldea exclusivamente femenina produjo un cambio de actitud en los gobernantes, que modificaron varias leyes para proteger a las mujeres de la violencia. Actualmente, en Kenia, están prohibidos los matrimonios abusivos, la mutilación genital y se condena al violador y no a la víctima.

Por otro lado, en 2006 se fundó la organización “Maendeleo Ya Wanaume”, que protege a un tipo invisible de violencia: la de las mujeres hacia los hombres.

Alrededor de 460 mil hombres de Kenia se manifestaron víctimas de algún tipo de abuso doméstico por parte de las mujeres, de acuerdo con la agencia de noticias Afrol.

Según con la organización, las autoridades no toman seriamente los reclamos de los hombres.

AVANCES Y CUENTAS PENDIENTES DE LA MUJER EN ÁFRICA

En Uganda, miles de mujeres luchan contra la poligamia, que es una de las mayores prácticas de propagación del sida. En Malawi, una mujer fue elegida presidenta, al igual que en Liberia. En Ruanda las mujeres ostentan la mitad de las bancas en el Parlamento, mientras que en Níger, el avance político femenino es considerable.

Aunque, de acuerdo con la periodista francesa, Nicole Thibon las africanas proveen el 70% de la producción de alimentos, pero los derechos de propiedad no son tomados en cuenta en varios países, como Zambia y Suazilandia. En Kenia mismo los derechos de herencia no están contemplados de manera equitativa en la práctica, a pesar de que en la ley hombres y mujeres son iguales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: