La ONU y una designación alarmante

Por Maximiliano Sbarbi Osuna (publicado en el diario BAE el 12/07/2010)

El autor material de la masacre de Ruanda de 1994, que dejó más de 800 mil muertos, el presidente Paul Kagame, va a visitar el próximo viernes a su par español José Luis Rodríguez Zapatero para preparar la cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de las Naciones Unidas que se va a celebrar en septiembre.

Presidente de Ruanda, Paul Kagame. Responsable de la masacre de 1994 y de las invasiones al Congo  desde 1997.

La justicia argentina no tiene nada que envidiar a los tribunales internacionales, que no logran juzgar ni condenar a los mayores responsables de genocidios contemporáneos. Las recientes condenas a Videla y Menéndez demuestran que nuestro país está un paso por delante con respecto a los vecinos latinoamericanos, que temen remover el pasado, con algunas tibias excepciones.

En cambio, al Tribunal Internacional de la Haya se lo acusa de procesar generalmente a dictadores del tercer mundo y de eximir a los cerebros de los crímenes de lesa humanidad de los países desarrollados.

El caso del presidente de Ruanda es una excepción, ya que es uno de los mayores criminales de guerra contemporáneos del tercer mundo, que sigue ostentando su poder bajo el paraguas protector de los Estados Unidos.

El autor material de la masacre de Ruanda de 1994, que dejó más de 800 mil muertos, el presidente Paul Kagame, va a visitar el próximo viernes a su par español José Luis Rodríguez Zapatero para preparar la cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de las Naciones Unidas que se va a celebrar en septiembre.

Tanto Kagame como Zapatero fueron designados por el Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, presidentes del grupo internacional que impulsará el cumplimiento de los ODM.

Un macabro historial

El repudio mundial a uno de los mayores asesinos en masa de los últimos años no pudo frenar la ignominiosa designación, lo que demuestra el poder que ejerce Washington sobre la ONU, que esta vez pretende limpiar la imagen de uno de sus títeres dictadores.

Kagame, está procesado en Francia y España por genocidio, crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y crímenes de terrorismo. En tanto, Zapatero se negó a recibir a los familiares de los nueve españoles asesinados por el régimen de Kagame durante la guerra civil ruandesa.

El presidente ruandés fue entrenado en la década del 80 en la Escuela de Comandantes en Kansas. En 1990 regresó a Ruanda para dirigir la guerrilla Frente Patriótico Ruandés, que pretendía derrocar al entonces presidente Juvenal Habyarimana.

En 1994, los combates entre el ejército de Ruanda, dirigido por la mayoritaria etnia Hutu y apoyado por Francia se habían recrudecido. Kagame, dirigía la guerrilla opositora de la etnia Tutsi, hasta que en abril de ese año un misil derribó el avión de Habyarimana, que había sido regalado por el presidente francés Jaques Chirac.

Entonces se desató la masacre. La lucha por el control de la región y sus minerales – oro, diamantes, coltán – entre Washington y París, fue disfrazada de una inédita guerra étnica que nunca había cobrado una mayor relevancia. Se exacerbó un conflicto tribal, que desencadenó en el asesinato de 800 mil personas, en su mayoría tutsis y hutus moderados a manos de hutus radicales.

Por supuesto, desde 1990 la guerra civil había creado las condiciones para la matanza, pero el detonante fue el misil disparado por las fuerzas de Kagame sobre el avión presidencial.

En tanto, la embajadora de Suiza en la Argentina, Carla del Ponte denunció que fue desplazada del Tribunal de la Haya cuando tomó la decisión de procesar a Kagame por crímenes de lesa humanidad.

De acuerdo a archivos desclasificados, cuatro meses antes de la masacre, la CIA había informado al Departamento de Estado lo que estaba por ocurrir. Asimismo, el gobierno de Bill Clinton decidió ocultar este dato a la ONU, para poder producir el cambio de régimen en Ruanda y que pasara definitivamente al área de influencia norteamericana.

Tres años después, el golpe contra el dictador congoleño Joseph Mobutu fue parte del mismo plan: el traspaso de un país aliado de Francia hacia la esfera de los EE.UU.

Kagame tomó el poder de Ruanda en 1994 y en 1997 dirigió una operación militar sobre el Congo, que aun no ha finalizado. Con la excusa de perseguir a los asesinos hutus, Kagame logra controlar el este del Congo y sus minerales, con financiamiento de compañías anglo-norteamericanas que extraen las riquezas sin ningún control.

La actual guerra del Congo, causada en gran parte por la invasión militar ruandesa, provocó 5 millones de muertos desde 1997, la cifra más abrumadora durante un conflicto bélico desde la Segunda Guerra Mundial.


Objetivos del Milenio

De acuerdo con el ODM, en 2015 el hambre debería disminuir a la mitad de la cifra registrada en 2000, mientras que en 2025 tendría que erradicarse completamente. En cambio, las estadísticas demuestran otra realidad: las personas que padecen desnutrición llegaba en 2006 a 850 millones, hoy son 1.020 millones, de acuerdo con datos de la ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

Mientras que las metas impuestas por la ONU en 2000 están lejos de cumplirse, el Secretario General demuestra la enorme influencia del lobby norteamericano al nombrar a un criminal de guerra representante del cumplimiento de la reducción del hambre y la mortalidad infantil y del impulso del desarrollo económico y el cuidado del medioambiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: