Afganistán: el que pactó con el diablo y sacó a los EE.UU. de Irak

Por Maximiliano Sbarbi Osuna (publicado en el diario BAE el 28/06/2010)

Hace mucho tiempo que la guerra en Afganistán necesita un cambio profundo. Precisamente, la semana pasada, se produjo una importante modificación al ser relevado el comandante de las Fuerzas Norteamericanas en Afganistán, el general Stanley McChrystal, por manifestar públicamente serias disconformidades con el gobierno de Barak Obama. Sin embargo, lo que Afganistán necesita no es un cambio de cara, dado que el experimentado reemplazante, David Petraeus, anunció que va a continuar con la política de su antecesor.


General David Petraeus, nuevo comandante de las tropas norteamericanas en Afganistán

Luego del derrocamiento de los talibanes a fines de 2001 y de las buenas intenciones anunciadas en la Conferencia de donantes a comienzos de 2002, parecía que el extremismo había sido eliminado de Asia Central, al igual que todos los males afganos, mediante la imposición de la democracia occidental por la fuerza.

Pero, además, de no cumplir con la transferencia de fondos para desarrollar a la empobrecida población local, Washington y sus aliados de la OTAN chocaron con una realidad más compleja en Afganistán.

Tras la ocupación florecieron poderosas redes de narcotráfico y se fortalecieron los llamados Señores de la Guerra, una ancestral forma de gobierno dominada por clanes repartidos por todo el territorio. Los jefes de cada clan ejercen su ley desde hace siglos, pactando con talibanes y norteamericanos, de acuerdo con su conveniencia.

La llegada del estratega

Aunque la expulsión de McChrystal se debe estrictamente a que Obama no permite insubordinaciones, la designación de Petraeus es un acierto, ya que fue el que permitió que las tropas de Bush lograran salir del pantano de Irak.

A comienzos de 2007, Irak se encontraba al borde de la guerra civil, en tanto la insurgencia de Al Qaeda era cada vez más potente. Bush necesitó desesperadamente limpiar su oxidada imagen y contrató a Petraeus para que establezca una estrategia que le permita pacificar relativamente el país.

En un año y medio Petraeus logró lo que nadie hubiese podido hacer: consolidó el ejército nacional irakí, desmovilizó a miles de combatientes de Al Qaeda, creó una guerrilla sunita leal al gobierno de Bagdad y desintegró a la guerrilla chiíta Al Mahdi, que se oponía a la ocupación.

Claro, que para alcanzar ese objetivo, tuvo que pactar con el diablo, Irán. El error de Bush antes de 2007 fue ignorar la enorme influencia que ejerce Irán sobre Irak. El pacto fue aprovechado por ambos países, ya que la presencia de Al Qaeda y de Al Mahdi no le convenía ni a Washington ni a Teherán.

Hoy Irak sigue siendo un territorio devastado, saqueado y con una escalofriante cifra de muertos, que según varias fuentes supera el millón de personas, desde el comienzo de la invasión. Pero, el promedio de muertes mensuales, como también la tensión entre las distintas comunidades ha descendido considerablemente gracias a la hábil estrategia de
Petraeus.

El laberinto afgano

El “Rey David”, como llaman al nuevo comandante, tiene un año para comenzar a torcer favorablemente el curso de la guerra. El mes de junio fue el que más muertos mensuales hubo entre las filas de la OTAN desde el comienzo del conflicto, llegando a 79 soldados.

Obama prometió que en junio de 2011 comenzarían a retirarse las tropas, pero es altamente improbable de que el objetivo sea cumplido, ya que Afganistán no es Irak.

Los asesores del presidente insisten en que hay que disponer de contundentes victorias militares para luego sentarse a conversar con los talibanes debilitados. Esta estrategia no dio resultado, ya que por un lado gran parte del dinero y de los insumos destinados para la guerra caen en manos de los jefes de los canes. Por otro lado, la cabeza de la insurgencia se encuentra en Pakistán, avalada por el gobierno civil.

Islamabad teme que la influencia de su gran rival, India, se extienda por Asia Central, por eso mantiene estrechos lazos con los talibanes, que rechazan la presencia de Nueva Dehli.

Washington conoce este problema, pero el temor de desestabilizar a uno de sus más fieles aliados en la región evita que se condene con fuerza a Pakistán por el apoyo que le brinda a los talibanes.

Si Obama persiste en la misma estrategia belicista de Bush, los talibanes van a ser más poderosos y más populares que la OTAN. El ejército ocupante debe ayudar a desarrollar el país, sobre todo el sector agrícola, al igual que despejar las rutas que unen a las grandes ciudades, en zonas donde los talibanes no están arraigados.

Por otro lado, se necesita reinsertar a la población en el ámbito laboral, para que la pobreza no aliente el reclutamiento de nuevos guerrilleros. Paralelamente se debe dialogar con los talibanes moderados. Pero, bombardear es más sencillo que reconstruir una sociedad.

Seguramente, Petraeus con su experiencia va a incidir en un cambio de opinión de la Casa Blanca, para poder retirarse del país, sin perder la influencia estratégica en el gobierno, lo que le va a permitir obtener ganancias del transporte de hidrocarburos en Asia Central por encima de los intereses rusos y chinos.

6 respuestas a Afganistán: el que pactó con el diablo y sacó a los EE.UU. de Irak

  1. Ernesto Reyes dice:

    Buen día Maximiliano, saludos desde Morelia Michoacán, México.
    Quisiera saber que autores o algunos documentos que hablen sobre la guerrilla chiíta Al Mahdi operando en Irán, porque me pareció algo muy importante en su publicación.
    Por último, ¿está dentro de sus planes próximos presentar alguna publicación relacionado con la creación de un gobierno parlamentario en Kirguistán?
    Vale un abrazo y por acá le seguimos la pista cada documento que publica… hasta pronto

  2. Salud, Maximiliano.
    Buen trabajo y bien planteado el analisis. Hecho en falta un comentario a las riquezas minerales en nuevas materias primas descubiertas en Afganistan y los intereses que mueven a los industrializados de la OTAN para mantener su presencia invasora en el pais centroasiatico.
    Siempre interesantes tus reflexiones.
    Sigue bien.
    Mikel

  3. Maximiliano Sbarbi Osuna dice:

    Hola Ernesto ¿Cómo estás?

    La guerrilla chiíta Al Mahdi operaba en Irak, no en Irán. SI bien tenía apoyo en clérigos iraníes, el gobierno de Teherán la desarticuló.

    Por ahora, acerca de Kirguistán no voy a escribir nada, pero siempre sigo los acontecimientos de uno de los países claves de Asia Central.

    Un abrazo desde Buenos Aires !!

  4. Maximiliano Sbarbi Osuna dice:

    Gracias Mikel !

    Me hubiese gustado incluir en esta nota el descubrimiento de nuevas riquezas en Afganistán, pero en el diario me fijan un límite de caracteres y preferí centrarme en el cambio de comandante.

    Un abrazo !!

  5. Jorge Noguera dice:

    Hola Maximiliano.
    Te felicito por los articulos expuestos en esta pagina, que muchos diarios de presensa no suelen presentar completos.

    Hace algun timepo publicaste articulos sobre la construccion de un oleoducto de conectaba la region del Mar Caspio con el Golfo Persico, pasando por Afganistán y Pakistán.

    Me gustaria saber si has tenido noticias sobre ese oleoducto que estaba pronosticado para el segundo semestre del 2010

    Saludos

    • Maximiliano Sbarbi Osuna dice:

      Muchas gracias Jorge !! El oleoducto al que me refería estaba planeado desde el Mar Capio hacia Pakistán e India pasando por Afganistán, pero nunca por el Golfo Pérsico. Aun no se ha comenzado a construir por la inestabilidad de la zona. Ese fue uno de los tantos motivos de la incursión de la OTAN en Afganistán y Pakistán.

      Hace mucho que no actualizo mi sitio, pero podés seguirme diariamente en http://www.observadorglobal.com

      Muchas gracias y saludos !!

      Maximiliano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: