España: Zapatero en las puertas del infierno

Por Maximiliano Sbarbi Osuna (publicado en el diario BAE el 08/06/2010)

Es probable que la leve recuperación de la economía española en el primer trimestre, luego de dos años de contracción, no signifique que se haya dejado atrás la recesión, por el contrario las medidas que va a tomar el gobierno van profundizar aun más la crisis.



A pesar de que en abril y mayo las cifras de la desocupación se redujeron, se espera para el resto del año un deterioro de la situación social y política, que podría poner en peligro al gobierno del PSOE y además provocaría un fuerte incremento de la pobreza.

Explotó la burbuja

El origen de la crisis se puede detectar en la especulación crediticia relacionada con los préstamos hipotecarios. Esa fue la punta del ovillo que desenmascaró una economía endeble basada en un crecimiento ficticio. Créditos bajos y a largo plazo produjeron que el consumo y el endeudamiento se dispararan a un ritmo desenfrenado, obligando a los bancos a pedir préstamos al exterior.

Actualmente, el problema más importante de España es el índice de desocupación que ya llegó al 20,5 %, duplicando al resto de los países de la zona euro, con la excepción de Grecia. Asimismo, entre los menores de 25 años, el desempleo alcanza el 40 por ciento. En tanto, el elevado déficit asciende al 11,4 % del presupuesto nacional.

Para sacar a España de la encrucijada, la Unión Europea (UE) anunció un rescate de 750 mil millones de euros a tasas elevadísimas, que van a comprometer el futuro desarrollo del país cuando tenga que afrontar el pago de capital e intereses.

Como el préstamo es insuficiente, el gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero golpeó las puertas del infierno, al recurrir al FMI para acceder a un nuevo crédito y así salvar a su partido de la debacle ante la mirada del opositor Partido Popular (PP), que ansía volver al poder, perdido en 2004.

La solución del FMI, para que España se estabilice, fue previsible. A fines de mayo el Parlamento español aprobó por un voto el plan de ajuste elaborado por Zapatero y el Fondo Monetario.

La medida incluye una rebaja del 5 % en los salarios de los empleados públicos y la suspensión del llamado cheque-bebé, con el que se indemniza a las familias con cada nuevo nacimiento. En tanto, se va a recortar a los presupuestos autonómicos en 1,2 mil millones de euros.

De esta manera, España aspira reducir gradualmente su déficit hasta alcanzar, en 2013, el 3 %, que es el máximo tolerado por la UE.

Otras condiciones que el FMI exige son las fusiones de los bancos y de las Cajas de Ahorro, es decir que el Banco de España asuma las hipotecas basura o incobrables, pasando de este modo la deuda privada al Estado.

La última de las batallas del FMI y Zapatero contra los avances sociales españoles se va a producir durante la primera quincena de junio, ya que los expertos acreedores sugieren que se produzca una flexibilización laboral sin precedentes en el país.

El Parlamento se muestra reticente a aprobar esta polémica medida, pero Zapatero ya anunció que si el Legislativo no la convierte en ley, él mismo lo haría el 16 de junio mediante un decreto presidencial.

El futuro de la UE depende de que se cumplan todas las medidas exigidas por el FMI, para que el sistema de especulación financiera logre salvarse a pesar de ser el responsable de la crisis.

Consecuencias

Las cuestionadas cúpulas sindicales organizaron una huelga general para hoy. Esta reacción llega tarde cuando la mayoría de las medidas económicas regresivas ya han sido aprobadas.

Para salvar a su gobierno, Zapatero no tiene otra opción que imponer el ajuste. Aunque el PP pretenda destronarlo, prefiere que el actual presidente sea el que le dé a la sociedad el mal trago, para seguir mostrándose como una alternativa válida.

El PP no se adelanta, sino que espera, ya que si estuviese en el poder las medidas serían aun más duras. Su líder, Mariano Rajoy, exige además de las recetas del FMI, una ola de privatizaciones que Zapatero aun no está dispuesto a implementar.

Pero, la prueba más importante que va a tener que afrontar el presidente va a suceder a fin de año cuando presente el presupuesto 2011. En caso de que el Parlamento no apruebe más ajustes para el año que viene, la Constitución indica que se debe llamar a elecciones, viéndose el presidente obligado a renunciar o a pactar un gobierno pluripartidario.

Un gobierno de unidad nacional debería incluir partidos autonómicos y de izquierda, que están en contra del ajuste. Si esto llegara a producirse, el PP y el PSOE verían reducida su influencia dentro del marco político y sus consecuencias son impredecibles, ya que podrían dar marcha atrás con algunas de las medidas impopulares tomadas por Zapatero.

Mientras tanto, los ajustes van a significar un golpe muy duro a la débil recuperación. En lugar de gravar a los grandes capitales, Zapatero optó por implementar medidas que van a profundizar la recesión y que van a afectar directamente a la clase media y baja, pero todo sea para que las bolsas, el capital financiero y los mercados queden a salvo.

A pesar de que en abril y mayo las cifras de la desocupación se redujeron, se espera para el resto del año un deterioro de la situación social y política, que podría poner en peligro al gobierno del PSOE y además provocaría un fuerte incremento de la pobreza.

Explotó la burbuja
El origen de la crisis se puede detectar en la especulación crediticia relacionada con los préstamos hipotecarios. Esa fue la punta del ovillo que desenmascaró una economía endeble basada en un crecimiento ficticio. Créditos bajos y a largo plazo produjeron que el consumo y el endeudamiento se dispararan a un ritmo desenfrenado, obligando a los bancos a pedir préstamos al exterior.
Actualmente, el problema más importante de España es el índice de desocupación que ya llegó al 20,5 %, duplicando al resto de los países de la zona euro, con la excepción de Grecia. Asimismo, entre los menores de 25 años, el desempleo alcanza el 40 por ciento. En tanto, el elevado déficit asciende al 11,4 % del presupuesto nacional.
Para sacar a España de la encrucijada, la Unión Europea (UE) anunció un rescate de 750 mil millones de euros a tasas elevadísimas, que van a comprometer el futuro desarrollo del país cuando tenga que afrontar el pago de capital e intereses.
Como el préstamo es insuficiente, el gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero golpeó las puertas del infierno, al recurrir al FMI para acceder a un nuevo crédito y así salvar a su partido de la debacle ante la mirada del opositor Partido Popular (PP), que ansía volver al poder, perdido en 2004.
La solución del FMI, para que España se estabilice, fue previsible. A fines de mayo el Parlamento español aprobó por un voto el plan de ajuste elaborado por Zapatero y el Fondo Monetario.
La medida incluye una rebaja del 5 % en los salarios de los empleados públicos y la suspensión del llamado cheque-bebé, con el que se indemniza a las familias con cada nuevo nacimiento. En tanto, se va a recortar a los presupuestos autonómicos en 1,2 mil millones de euros.
De esta manera, España aspira reducir gradualmente su déficit hasta alcanzar, en 2013, el 3 %, que es el máximo tolerado por la UE.
Otras condiciones que el FMI exige son las fusiones de los bancos y de las Cajas de Ahorro, es decir que el Banco de España asuma las hipotecas basura o incobrables, pasando de este modo la deuda privada al Estado.
La última de las batallas del FMI y Zapatero contra los avances sociales españoles se va a producir durante la primera quincena de junio, ya que los expertos acreedores sugieren que se produzca una flexibilización laboral sin precedentes en el país.
El Parlamento se muestra reticente a aprobar esta polémica medida, pero Zapatero ya anunció que si el Legislativo no la convierte en ley, él mismo lo haría el 16 de junio mediante un decreto presidencial.
El futuro de la UE depende de que se cumplan todas las medidas exigidas por el FMI, para que el sistema de especulación financiera logre salvarse a pesar de ser el responsable de la crisis.

Consecuencias
Las cuestionadas cúpulas sindicales organizaron una huelga general para hoy. Esta reacción llega tarde cuando la mayoría de las medidas económicas regresivas ya han sido aprobadas.
Para salvar a su gobierno, Zapatero no tiene otra opción que imponer el ajuste. Aunque el PP pretenda destronarlo, prefiere que el actual presidente sea el que le dé a la sociedad el mal trago, para seguir mostrándose como una alternativa válida.
El PP no se adelanta, sino que espera, ya que si estuviese en el poder las medidas serían aun más duras. Su líder, Mariano Rajoy, exige además de las recetas del FMI, una ola de privatizaciones que Zapatero aun no está dispuesto a implementar.
Pero, la prueba más importante que va a tener que afrontar el presidente va a suceder a fin de año cuando presente el presupuesto 2011. En caso de que el Parlamento no apruebe más ajustes para el año que viene, la Constitución indica que se debe llamar a elecciones, viéndose el presidente obligado a renunciar o a pactar un gobierno pluripartidario.
Un gobierno de unidad nacional debería incluir partidos autonómicos y de izquierda, que están en contra del ajuste. Si esto llegara a producirse, el PP y el PSOE verían reducida su influencia dentro del marco político y sus consecuencias son impredecibles, ya que podrían dar marcha atrás con algunas de las medidas impopulares tomadas por Zapatero.
Mientras tanto, los ajustes van a significar un golpe muy duro a la débil recuperación. En lugar de gravar a los grandes capitales, Zapatero optó por implementar medidas que van a profundizar la recesión y que van a afectar directamente a la clase media y baja, pero todo sea para que las bolsas, el capital financiero y los mercados queden a salvo.

Una respuesta a España: Zapatero en las puertas del infierno

  1. eva dice:

    la solución fue adelantarse al futuro mediante el ordenador informático su política informática informatizada más que un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: