Las Coreas, cada vez más divididas

Por Maximiliano Sbarbi Osuna (publicado en el sitio Observador Global el 04/06/2010)

Comenzaron los ejercicios militares conjuntos entre la marina norteamericana y la surcoreana, que apuntan especialmente a pruebas de defensa contra submarinos. Sin embargo, ya se vislumbran signos de distensión entre las dos Coreas, luego de la crisis por el hundimiento del buque de guerra de Corea del Sur Cheonan, en el que murieron sus 46 tripulantes, el 26 de marzo pasado.

Artículo original:
http://observadorglobal.com/las-coreas-cada-vez-mas-divididas-n7772.html

Días atrás Seúl publicó los resultados de la investigación del desastre, en los que culpa a su vecino del norte. Inmediatamente, Washington y Japón apoyaron a Sudcorea, mientras que China y Rusia se mantuvieron reticentes y anunciaron que van a enviar investigadores propios antes de condenar a Pyongyang ante la ONU.

¿Guerra nuclear?

Las jornadas posteriores a la publicación de las investigaciones de Seúl, se vivía un clima prebélico, con la posibilidad de que el hermético gobierno de Corea del Norte utilizara misiles con cabeza nuclear.

Pero, nada de eso va a suceder. A ninguno de los actores implicados en la trama coreana le es afín una guerra. Por el contrario, la oscilación de relaciones entre Pyongyang y Washington es una constante que utilizan ambos rivales para mantener un enfrentamiento que es utilizado con fines diversos.

En tanto, mientras la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton viajaba a Corea del Sur para comenzar con la retórica anti norcoreana, que precedía a los ejercicios militares, Pyongyang decidió mantener el fronterizo complejo industrial Kaesong, en el que compañías del sur invierten en el territorio del norte utilizando su mano de obra barata. Esta cooperación intercoreana surgió hace más de una década bajo la iniciativa de los gobiernos pacifistas del sur, que siempre mantuvieron el objetivo de una futura reunificación de la península, que se encuentra dividida desde la guerra de 1950.

Por su parte, Seúl mermó su guerra psicológica con altavoces y globos, cuyo mensaje llega al norte para influir en la población norcoreana, que se encuentra literalmente aislada del mundo exterior.

¿Qué intereses tiene Corea del Norte?

Aunque algunos analistas dudan en culpar a Norcorea de la destrucción del buque, todo parece indicar que el gobierno del exótico Kim Jong il está detrás de la masacre.

Las hipótesis son diversas, pero lo más probable es que el ataque se haya producido como una demostración de fuerza de la dictadura hacia una nueva generación de militares que no aceptan al hijo menor de Kim Jong il como sucesor de la dinastía.

En ese sentido, corren rumores sobre el estado de salud del presidente, pero no existen informaciones concretas. Las especulaciones sobre uno de los países más cerrados del mundo rondan las excentricidades propias de un régimen autocrático.

Otra posibilidad que podría haber motivado el ataque es la presión que Corea del Norte pretende ejercer sobre Washington para reemplazar el armisticio que puso fin a la guerra en 1953, por un tratado en el que la comunidad internacional se comprometa a brindarle materias primas, tales como alimentos y combustibles, que ese país no puede producir.

Desde 1994, Corea del Sur le enviaba al norte, como gesto de acercamiento, cereales, mientras que Estados Unidos le donaba alimentos y combustibles. Pero, cuando Washington reducía los envíos, Kim Jong il comenzaba el enriquecimiento de uranio con un doble fin: producir la energía faltante y fabricar armas atómicas.

Inmediatamente, la comunidad internacional suspendía las negociaciones hasta que Corea del Norte realizaba pruebas nucleares, lo que forzaba a los países implicados en diálogo – Estados Unidos, China, Japón, Rusia y las dos Coreas – a volver a la mesa de discusión.

Generalmente, se firmaba un convenio en el que Corea del Norte suspendía sus actividades nucleares, mientras que el resto de los países aportaban a Pyongyang los suministros faltantes. Este círculo perfecto de tensiones y acuerdos se mantuvo hasta 2008, cuando en Corea del Sur triunfó un gobierno conservador y abiertamente belicista.

Una de las primeras medidas del nuevo gobierno sudcoreano fue congelar el envío de arroz y fertilizantes al norte, siendo este el origen de un cambio de relaciones en más de diez años entre ambos países.

Washington recupera la influencia

El conflicto coreano fue aprovechado desde 1994 por los sectores más duros del Pentágono, para incrementar el presupuesto de Defensa ante un nuevo enemigo que fue forzado a ingresar al grupo de países nucleares. Durante la era Bush, los halcones alertaban sobre la posibilidad de una lluvia de misiles atómicos norcoreanos sobre California.

Pero, esta nueva crisis está siendo capitalizada por Washington de varias maneras. En primer lugar Estados Unidos recupera el terreno perdido el año pasado en Japón, dado que luego de 54 años en el poder, el partido conservador perdió las elecciones frente al Partido Democrático, encabezado por el Primer Ministro, Yukio Hatoyama.

Recientemente, el nuevo mandatario se vio forzado a renunciar ante la presión de Hillary Clinton para que Estados Unidos mantenga una base en la isla sureña de Okinawa, que cuenta con dos mil marines. Hatoyama había prometido que desmantelaría la instalación militar, pero la elite japonesa desconfía de Corea del Norte y prefiere que Washington continúe con su presencia en el país.

De esta manera, Estados Unidos logró deshacer a un gobierno que no le brindaba el suficiente apoyo contra Pyongyang.

La otra carta ganadora de Estados Unidos consiste en demostrar que un país que accedió a las armas nucleares puede tornarse inmanejable. Este argumento va a ser utilizado por Washington durante este mes en el Consejo de Seguridad de la ONU, para imponer una condena a Irán por su programa nuclear, a pesar de que éste sea supervisado por un aliado de la OTAN como Turquía y negociado entre el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan, el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad y su par brasileño, Lula da Silva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: