La hora de África

Por Maximiliano Sbarbi Osuna (publicado en el sitio Observador Global el 26/05/2010)

El continente africano celebró su día y se prepara para festejar durante 2010 los 50 años de independencia de varios países. El momento del balance es inevitable. Su historia reciente y los desafíos del presente y el futuro muestran que aunque algunos aspectos mejoraron, los problemas del continente siguen siendo los mismos desde hace décadas. El organismo que pretende englobar a este territorio fragmentado no sólo enfrenta desafíos internos, sino que también debe soportar las presiones desestabilizadoras de los colonialistas de siempre (Europa y Estados Unidos) y los que avanzan a paso firme en los negocios de la región (China).

Artículo original:
http://observadorglobal.com/la-hora-de-africa-n7590.html

El 25 de mayo de 1963 se fundó la Organización para la Unidad Africana, la antecesora de la Unión Africana (UA) que rige desde 2001 hasta hoy. La UA se inspiró en el modelo de la Unión Europea (UE), pero aun está muy lejos de poder utilizar los instrumentos a los que la UE recurre para afianzar la cohesión continental.

Todos los Estados de África pertenecen a la UA, con la excepción de Marruecos, dado que este país ocupa ilegalmente el Sahara occidental. Además, la UA posee un Parlamento, que por el momento desarrolla funciones muy limitadas.

Es muy temprano para deducir si la UA ha logrado cumplir su misión de articular los principales conflictos africanos, porque a Europa le llevó más de cincuenta años convertirse en un bloque capaz de establecer preceptos comunes, con una misma Constitución, una moneda única y con instituciones que funcionan para todos sus miembros.

Hasta la creación de la UA en 2001, África experimentó violentos procesos de descolonización, elevado endeudamiento, injerencia de países y compañías extranjeras que extrajeron sus recursos sin control, la Guerra Fría, dictaduras, sequías, hambrunas, propagación de enfermedades curables y falta de agua potable.

En la primera década de este siglo algunos elementos comenzaron a cambiar, tanto en la política como en la economía y además se agregaron factores que antes parecían ajenos al continente africano. Sin embargo, hay problemas que se han agravado y que no parecen contar con una solución a corto plazo.

África, balance de laprimera década del siglo XXI

Entre los conflictos que azotaron al continente desde su independencia permanece el flagelo de la deuda externa, y de las enfermedades. Por ejemplo, en Mozambique, la construcción de nuevas rutas y una pésima política sanitaria producen que a mayor desplazamiento de su población, mayor sea la propagación del SIDA.

Otros problemas se agravaron, como por ejemplo el narcotráfico. África siempre fue un continente de tránsito de drogas hacia Europa, sin embargo las rutas se han intensificado, como también la procedencia de los narcóticos y la producción local.

La heroína proviene de oriente e ingresa principalmente por Kenia. En tanto, en África Occidental se produce cocaína, que se suma a la que llega vía marítima desde América del Sur hasta Guinea Bissau, que se ha convertido en un Estado controlado por el narcotráfico latinoamericano.

La migración es un fenómeno que ya existía durante el siglo XX, pero desde los ataques a las Torres Gemelas de Septiembre de 2001 hasta la actualidad, Europa ha invertido en costosos sistemas de seguridad en el sur de Libia y ha convertido a Mauritania y a Marruecos en Estados policiales, que tienen el objetivo de detener a los migrantes de toda África antes de que lleguen a las costas europeas.

Un elemento que antes no existía en África es la llegada del extremismo islámico internacional. En Argelia, durante la década del 90 hubo grupos religiosos que cometían atentados, pero eran guerrillas aisladas que actuaban separadamente de otros grupos violentos islámicos que operaban por ejemplo en Libia o en Egipto.

En la actualidad, casi todas las células violentas religiosas pertenecen a Al Qaeda. En 2006, se formó Al Qaeda para el Magreb, que cometió atentados antioccidentales en el norte de África. Pero, la inversión en armas e instrucción militar hecha por Estados Unidos, España, Francia e Italia, para evitar ataques en suelo europeo produjo la retirada de Al Qaeda del norte del continente y su desplazamiento hacia países más pobres e inaccesibles del sur del Sahara: Mauritania, Malí, Níger y Chad.

En Somalía, la guerrilla Al Shabab asociada con Al Qaeda tiene el control de casi todo el país a pesar de que la UA y Etiopía enviaron 5 mil soldados y Washington bombardeó sus principales bases en varias oportunidades.

Por otro lado, un acontecimiento clave en el cambio de rumbo de la historia del continente es la masiva llegada de capitales chinos. Por un lado, África se beneficia del intercambio comercial con Pekín debido a que la presencia china existe en casi todos los países de la región, pero por el otro, la rivalidad con las potencias que dominaban la escena geopolítica crea una nueva Guerra Fría, similar a la del siglo pasado.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, junto con sus empresas multinacionales eran los principales beneficiarios del petróleo y los minerales africanos, que se extraían en su mayoría sin control estatal, favoreciendo a una pequeña elite local. Actualmente, la llegada de una China sedienta de petróleo y gas para abastecer a su expansiva industria, ha llevado a establecer innumerables convenios entre África y el país asiático.

La pérdida de terreno occidental frente al avance chino ha provocado que varios gobiernos aliados se volcasen a favor de los negocios con Pekín, lo que produjo que las potencias clásicas reaccionasen de la misma manera que lo hicieron ante el avance del comunismo durante la década del 60 y 70: financiando la creación de guerrillas antigubernamentales.

Tanto en Sudán, como en Congo, Ruanda, Chad y República Centroafricana, la lucha entre los gobiernos y los rebeldes responde al enfrentamiento entre Washington y Pekín o bien entre Europa y China, que respaldan en algunos casos a gobiernos y en otros a guerrillas. Sin embargo, esto no significa que en algunos sectores económicos, como la energía, las empresas chinas y occidentales no trabajen en conjunto.

De esta manera, se pone en movimiento el mercado de las armas. África compra masivamente armamentos a varios países, pero uno de sus principales proveedores es Rusia.

Por otra parte, el arribo de inversores procedentes desde India, Brasil y Venezuela se ha incrementado en los últimos años. El petróleo y los biocombustibles son los principales productos que esos países buscan desarrollar.

Los desafíos

Sin embargo, el futuro de la región se vislumbra difícil en varios aspectos, tales como alimentación y medioambiente. La UA se ha reunido en varias oportunidades para plantear estos temas, pero este bloque no cuenta con los elementos suficientes como para resolver las múltiples dificultades que atraviesa el continente luego de haber sufrido siglos de colonialismo. A este complejo panorama se suman los efectos del cambio climático.

El crecimiento poblacional, la escasez de precipitaciones y el avance de la desertificación ponen en peligro a numerosas comunidades rurales. Asimismo, la compra de tierras por parte de China y Corea del Sur para producir alimentos para exportación, provoca que se releguen las cosechas para la alimentación local.

Además, la expansión de los biocombustibles va a provocar que África adquiera una nueva energía renovable, pero a un costo altísimo en derroche de agua y de alimentos. Se calcula que para producir un litro de etanol se utilizan cuatro mil litros de agua.

Otro desafío que tiene el continente es la exportación de energía a Europa. La energía solar producida en el Sahara, el gas exportado desde Argelia y el petróleo a través de un largo oleoducto desde Nigeria, son grandes proyectos que van a beneficiar a varios sectores de la población africana.

El control del saqueo de los minerales es otro de los problemas que debe enfrentar la UA. Sudáfrica, ya comenzó a regular la exportación de sus diamantes. En tanto, Sierra Leona, Liberia y Congo siguen sufriendo la expoliación del oro, diamantes y el coltán, por parte de las compañías multinacionales.

En tanto, la creación de una moneda común está planteada para 2023. Algunos ven esta meta como muy ambiciosa por la inestabilidad de varias economías africanas.

Por último, la UA no ejerce ninguna influencia contra los golpes de Estado que se llevan a cabo una vez por año en África. Es más, hay dictaduras que cuentan con un gran apoyo económico y militar de las potencias extranjeras, por lo tanto es poco lo que el organismo puede hacer para contrarrestar la falta de democracia.

Las misiones de paz que mantiene la UA son las de Somalía y Darfur, en Sudán. En ambos casos los países que se comprometieron a enviar tropas no han cumplido con la cantidad requerida.

Pero, el problema de la UA no es sólo la falta de unidad y de voluntad política. El bloque se enfrenta a fuertes presiones económicas y militares de las potencias occidentales y cada vez más de China, que influyen de manera directa en los países locales y que además saltean las resoluciones de una débil e incipiente UA, que pretende parecerse a la UE.

La diferencia consiste en que la UA puede aprender de los obstáculos que tuvo Europa para lograr la unidad, pero la UE no contaba con la gran injerencia extranjera a la que está expuesta África. Podemos concluir que, aún transcurridos cincuenta años, la palabra independencia sigue sonando exagerada para este continente.

2 respuestas a La hora de África

  1. MARTA LIMA dice:

    ESTOY ESTUDIANDO LA CARRERA DE DERECHO, Y EN UN TRABAJO PRACTICO ME PARECIO MUY INTERESANTE PODER AGREGAR COMO TEMA EL CONTINENTE AFRICANO.
    TAN RICO EN CULTURA, COMO EUROPA, EL CONTINENTE MAS VIEJO, UN SUELO RICO, PERO INCREIBLEMENTE LLENO DE PAISES POBRES.EJ. SUDAFRICA RICO EN MINERALES, TAMBIEN PODRIA AGREGAR EL DOMINIO EUROPEO, QUE LLEVO A LA POBRESA A MUCHOS PAISES, QUISIERA AGREGAR QUE NO SON 50 AÑOS DE LIBERTAD. CABO VERDE SE INDEPENDISA DE EUROPA EN LA DECADA DEL 70″.
    YO LES ESCRIBO YA QUE QUISIERA SABER QUE PAISES, SON GOVERNADOS ATRAVES DE PARLAMENTOS
    DESDE YA MUCHAS GRCIAS

  2. Maximiliano Sbarbi Osuna dice:

    Hola Marta:

    Gracias por tu mensaje. La mayoría de las colonias francesas se independizaon en 1960, por eso menciono que se cumplen 50 años de la independencia de “varios países”. Las portuguesas y españolas se independizaron en el 75 como decís.

    A mi entender, la mayoría de los países africanos en las que hay una relativa libertad política tienen un gobierno presidencialista con un Parlamento. No conozco algún caso similar al de Gran Bretaña o Italia en donde el Parlamento es el que elige el primer ministro y gobierna. Pero, voy a averiguarlo.

    Saludos y gracias.

    Maximiliano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: