La peligrosa doctrina de los “Golpes Democráticos”

Por Maximiliano Sbarbi Osuna (publicado en el diario BAE el 08/03/2010)

Una vez más un país africano atraviesa la desgraciada experiencia de un golpe militar. Sin embargo, el caso del derrocamiento del presidente de Níger ocurrido días atrás presenta características particulares que demuestran que la comunidad internacional divide a los golpes de Estado en democráticos y dictatoriales.

La comparación con Honduras

Varios analistas equiparan el golpe en Níger con el de Honduras de mediados del año pasado, cuando en realidad la diferencia es muy profunda. Pero, ambas interrupciones constitucionales están clasificadas como golpes constructivos o pro democráticos por los diversos actores políticos mundiales.

De la misma manera que en el caso hondureño, al principio la ONU, las potencias, los bloques regionales y los países vecinos condenaron el derrocamiento del presidente Mamadou Tandja. Pero, con el correr de los días el discurso se fue entibiando y hasta se llegó a celebrar la caída del presidente en esos mismos ámbitos.

Tandja fue elegido presidente en 1999 y reelecto en 2004. El año pasado disolvió el Parlamento y el Poder Judicial y reformó la Constitución para poder presentarse a un tercer mandato, que la antigua Carta prohibía.

En cambio, Manuel Zelaya, el presidente hondureño derrocado, fue depuesto por mucho menos, ya que su intención era plebiscitar la reforma constitucional para poder acceder a un segundo mandato. Eso sí, el Parlamento no lo había autorizado, pero Zelaya debió haber sido juzgado en su momento como presidente y no haber sido depuesto por la fuerza, para luego llamar a elecciones y legitimar el golpe.

Zelaya aseguraba que la consulta no iba a ser vinculante, por eso su derrocamiento fue un golpe de Estado tradicional sin ningún fundamento válido.

Sin embargo, el trato que le dieron las potencias al caso hondureño es un calco de lo que está sucediendo en Níger. El presidente Obama condenó la interrupción del mandato de Zelaya y luego reconoció las elecciones montadas por los golpistas. Lo mismo ocurrió con la UE y la ONU.

El presidente de la Comisión de la Unión Africana, Jean Ping, lamentó el cambio del mandatario de Níger por la fuerza, pero argumentó que la crisis la había generado Tandja. El gobierno de Francia actuó con la misma connivencia.

Intereses intocables

Más allá de que Tandja previamente haya interrumpido el orden constitucional, existieron otros factores internos que propiciaron su caída, como por ejemplo la deuda en educación y salud, y la exclusión de sectores que pretendían participar en las ganancias de las exportaciones de sus minerales.

Sin embargo, la clave está en que los últimos derrocamientos de presidentes africanos han sido catalogados por Occidente como golpes constructivos.

El caso más llamativo es el de Mauritania. En agosto de 2008 una junta militar derrocó al presidente constitucional, para luego convocar a elecciones un año después, de las que resultó ganadora la misma junta.

España y Francia aplaudieron el restablecimiento de este curioso orden democrático, porque Mauritania es un aliado clave que aporta seguridad en Europa ante la masiva afluencia de inmigrantes y además su ejército es el brazo militar con el que cuenta Occidente para combatir a Al Qaeda en esa región del desierto del Sahara.

Sin embargo, el derrocamiento del presidente de Níger responde a un movimiento político que había hecho el mandatario, que no podía ser perdonado desde París.

Níger está a punto de convertirse en el segundo productor de uranio en el mundo. Desde su descolonización en 1960 este país exportó este mineral a las centrales nucleares francesas.

El año pasado abrió la participación de yacimientos inexplorados a nuevas empresas, como por ejemplo la francesa Areva. Pero, al mismo tiempo diversificó la procedencia de sus inversiones a compañías canadienses y chinas, que además fueron habilitadas por Tandja a explotar el petróleo nigerino.

El llamado establishment del uranio se vio amenazado ante la apertura de Tandja y comenzó un aislamiento de Níger a través de París, la Unión Africana y la Comunidad Económica de Estados Occidentales Africanos (ECOWAS).

Para romper ese bloqueo Tandja duplicó la apuesta y amplió sus lazos con Libia, Venezuela, India e Irán.

Este audaz movimiento sumado a las reformas inconstitucionales internas provocó que su caída no sea percibida como un golpe, sino como un restablecimiento del orden democrático alterado por el mismo presidente.

En este punto, las señales de Occidente tornan al futuro predecible. La realización de elecciones va a situar en el poder a un presidente aliado de los sectores nucleares franceses que se benefician con el uranio de Níger desde hace medio siglo.

La pronta llamada a elecciones va a quebrar el aislamiento de Níger, pero va a crear otro peligroso antecedente, junto con Honduras y Mauritania, por el cuál no se condenen los golpes si éstos van de la mano con el restablecimiento, no sólo de la democracia, sino de los sectores hegemónicos en el poder.

Una vez más un país africano atraviesa la desgraciada experiencia de un golpe militar.

Sin embargo, el caso del derrocamiento del presidente de Níger ocurrido días atrás presenta características particulares que demuestran que la comunidad internacional divide a los golpes de Estado en democráticos y dictatoriales.

2 respuestas a La peligrosa doctrina de los “Golpes Democráticos”

  1. max dice:

    Es muy preocupante que a estas alturas pase cosas como estas, deberiamos ver las tensiones y el pensamiento de los paises para con Honduras(ademas del acrcamiento a Venezuela), ya que se conoce el de Niger.
    Sin duda no se conoci generalmente el interez por este golpe, mas que los problemas internos. No hay ningun golpe que sea democratico, un golpe militar es eso. Despues, si vienen las elecciones fraudulentas, y a laro plazo la transicion, pero mientras se va samrando esta doctrina de golpes democraticos jjuntos a la de guerra justa.
    Paz en ese caso no existe.

  2. silvana dice:

    sobre el tema de los golpes de estado y los paises involucrados con muchas riquezas naturales la experiencia nos indica que los poderosos hacen y deshacen a su antojo lo cual ya no nos tendria que llamar la atencion, no valen los derechos humanos de minorias, ni religiones, ni territorios, ellos toman lo que necesitan y cuando se termina van hacia otros paises, que tristeza que lo unico que vale no son los valores morales y espirituales, todo es una gran mentira!!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: