Una historia que se repite desde la colonia

Por Maximiliano Sbarbi Osuna (publicado en el diario BAE el 18/01/2010)

La sufrida población de Haití enfrenta uno de los momentos más difíciles de su historia. Sin embargo, tan letales como los huracanes y los terremotos han sido las colonizaciones e invasiones francesas, españolas, británicas y estadounidenses y las presiones económicas de las potencias y de los organismos de crédito para que se llevaran a cabo privatizaciones y aperturas de mercado que sólo benefician a los inversores extranjeros.


Toussaint L´ouverture, líder independentista

En principio, el pueblo originario de Haití fue exterminado sin dejar demasiadas huellas en el siglo XVI por los conquistadores españoles y las enfermedades que proliferaron con el choque de culturas.

Por ello, para explotar las riquezas de la isla La Española, tales como el café y el azúcar, España echó mano a la trata de esclavos africanos.

Ya bajo la administración francesa, la producción azucarera fue creciendo, por lo tanto París debió incrementar la compra de esclavos a lo largo del siglo XVIII, hasta que la población negra alcanzó las 480 mil personas.

Las contribuciones de las ideas iluministas de Rousseau, Voltaire, Diderot y Montesquieu provocaron importantes cambios sociales que culminaron con la Revolución Francesa.

El esclavo ilustrado

A las manos de Toussaint Louverture, un esclavo que había aprendido a leer gracias al buen trato de su dueño, llegaron varios de los textos franceses que proclamaban la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad.

Por su puesto, estos principios básicos en los que se fundan los Estados modernos no se aplicaban para los esclavos.

Louverture, aprovechó las luchas internas entre realistas y republicanos, luego de la Revolución Francesa, para organizar revueltas de esclavos, ante la imposibilidad de que los hacendados blancos pudieran contar con el apoyo militar de París.

Tanto Gran Bretaña, como España enviaron sus fuerzas para tomar Haití. Louverture se alió a España y fue entrenado militarmente en la parte oriental de la isla.

Pero, un año después, miembros del Directorio francés llegaron a Haití para reclutar a Louverture y liberar a los esclavos, ante la amenaza de las monarquías españolas e inglesas, que pretendían invadir la isla.

Mediante el apoyo y las armas provistas por París y el carisma revolucionario con el que contaba Louverture, el ejército que logró reunir el líder negro llegó a contar con 51 mil hombres, de los cuáles 3 mil eran blancos.

La retirada de los británicos y de los españoles reavivó el conflicto de fondo que era el sistema de producción basado en la esclavitud. En consecuencia, Louverture, que contaba con un enorme apoyo popular rompió con Francia y estableció de hecho el control de Haití.

La alianza con otros ex esclavos Jean-Jacques Dessalines y Henri Christophe les dio más poder a los rebeldes.

Sin embargo, tras más de siete años de guerra, la economía de la isla se estaba hundiendo, por lo tanto Louverture tuvo que tomar medidas impopulares y contradictorias con su lucha, como por ejemplo el reglamento que publicó en 1800 por el cuál muchos negros debían volver a las plantaciones para continuar con la producción.

Para 1802 Napoleón Bonaparte ya era cónsul y acumulaba cada vez más poder. Ante la inminencia de que un ejército proveniente de París arrasara con la revuelta de Louverture, el esclavo ilustrado tomó la parte española de la isla y redactó una Constitución, por la cuál Haití dispondría de una amplia autonomía dentro de Francia.

Napoleón la rechazó y envió al general Le Clerc con un ejército para que pusiera orden. La escritora Isabel Allende relata en su libro “La isla bajo el mar” la valentía de los negros ante el ataque francés: “Haití fue bombardeado por los buques de Le Clerc y reducido a cenizas. A Louverture no se le movió una ceja. Impasible, aguardaba en cada instancia el momento preciso de atacar o replegarse y cuando eso sucedía sus tropas dejaban la tierra arrasada. Los blancos que no lograban protegerse, eran aniquilados”.

Sin embargo, Loverture fue atrapado mediante engaños y llevado a Francia, en donde murió en 1803.

Pero, la rebelión había echado fuertes raíces y encabezada por Dessalines y Christophe logró la independencia el 1 de enero de 1804.

De esta manera nació el primer país de América Latina y la primera revolución de esclavos triunfante.

Sin embargo, la producción estaba destruida y los cultivos abandonados. Lo único que sobraban eran las calabazas, que fueron depositadas dentro del tesoro nacional. Así nació el nombre de la moneda haitiana, Gourde, que significa calabaza.

El peligroso antecedente que suponía un país administrado por esclavos libres produjo que las potencias europeas y los EE.UU. bloquearan Haití y ahogaran aun más su economía.

Las posteriores intervenciones militares incluyendo la de 2004 evitarían que este desgraciado país recuperase su nivel de producción, obligando al 80 % de la población a vivir con menos de US$ 2 por día.

Es seguro que si las presiones económicas y la corrupción no hubiesen provocado la miseria, el número de muertos en el último terremoto habría sido mucho menor.

Una respuesta a Una historia que se repite desde la colonia

  1. silvana dice:

    en realidad todos de alguna manera somos esclavos de las grandes potencias mundiales, lamentablemente desde la colonización de nuestros paises siempre fue asi, aqui el interior tiene señores feudales y son los dueños y hacen lo que quieren y nosotros somos esclavizados como en 1800, e inclusive las mujeres seguimos siendo vendidas en distintos paises y sigue la corrupcion… en que cambio desde la colonizacion? EL PUELO QUIERE SABER DE QUE SE TRATA!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: