Sudáfrica: Entre un cambio social o la continuidad neoliberal

Por Maximiliano Sbarbi Osuna (publicado en el diario BAE el 29/12/2008)

Sudáfrica se prepara para recibir el nuevo año en medio de una importante movilización política dentro del partido gobernante, cuyas principales figuras pugnan por alcanzar la meta de las elecciones presidenciales de abril próximo para imponer dos modelos sociales y económicos opuestos.

2009_01_03_sudafrica

Sudáfrica se prepara para recibir el nuevo año en medio de una importante movilización política dentro del partido gobernante, cuyas principales figuras pugnan por alcanzar la meta de las elecciones presidenciales de abril próximo para imponer dos modelos sociales y económicos opuestos.

La dimisión del sucesor de Nelson Mandela a la presidencia del país, Thabo Mbeki, producida en septiembre, fue la consecuencia lógica de dos años de lucha interna del ANC (Congreso Nacional Africano) entre los sectores ligados al neoliberalismo y los que defienden las bases populares del partido y el proyecto de Mandela durante el Apartheid.

Mbeki, junto con el ministro de Defensa Mosiuoa Lekota abandonaron el histórico ANC y formaron el COPE (Congreso del Pueblo), el partido que intentará disputar la presidencia con propuestas sociales similares a las del partido de Mandela, pero que nunca pudieron ser cumplidas en los 14 años que lleva en el poder.

Por otro lado el ex vicepresidente de Mbeki, el ascendente y actual líder del ANC, Jacob Zuma, presenta un programa político inverso al de su ex aliado, al que acusa de pulverizar la esperanza de millones de negros que viven en condiciones de miseria.

La prensa occidental lo compara con el libertador de Zimbabwe devenido en corrupto dictador, Robert Mugabe, por sus intenciones de nacionalizar empresas que tuvieron que ser vendidas por Mandela para pagar la deuda externa heredada del Apartheid.

Algunas falacias repetidas hasta el hartazgo por analistas superficiales privan a los lectores de una visión clara de lo que sucede en Sudáfrica. La partición del ANC no se debe a disputas tribales, aunque Zuma sea zulú y Mbeki xhosa.

Tampoco es cierto que el atraso de la mayoría negra, luego de 14 años de gobierno del ANC tenga como causa principal el racismo que todavía está instalado en la sociedad. La persistente desigualdad se debe a que durante el traspaso del poder del Partido Nacional – de la elite blanca – a Mandela, el ANC tuvo que ceder en varios puntos para poder acceder a la mayoría parlamentaria, pero cuando intentó legislar se encontró maniatado y amenazado por la comunidad internacional, que condicionó su vital ayuda a cambio de no modificar el modelo de libre mercado y de impedir las nacionalizaciones prometidas durante más de cuatro décadas a las masas postergadas.

Durante la transición del gobierno del Apartheid al de Mandela, en 1994, el equipo del entonces presidente blanco De Klerk le cedió el poder político al ANC, pero al mismo tiempo intentó balcanizar la economía al incluir expertos economistas del Banco Mundial y del FMI que diseñaran la nueva política de aranceles aduaneros y de comercio, sectores vitales para los ingresos del Estado sudafricano.

De esta manera el Banco Central iba a constituir un ente autónomo del ejecutivo central e iba a estar dirigido por el mismo funcionario del régimen anterior junto con los enviados de los organismos internacionales de crédito. Esa fue el primer golpe a la libertad antes del traspaso del poder.

El equipo de Mandela tuvo que ceder otros importantes sectores de poder para alcanzar el mandato político, que de nada le iba a servir al ANC si no controlaba las riendas de la economía.

La carta fundacional del ANC, que incluía redistribuir tierras, proveer de agua gratuita a los millones de pobladores que se enferman diariamente por la contaminación, medicamentos contra el SIDA, aumentos del salario mínimo y otras medidas que parecen lógicas luego de décadas de opresión, no pudo ser aplicada. Las pequeñas cláusulas incluidas por los funcionarios del Partido Nacional y sus asesores, los técnicos extranjeros, impidieron que se modificara la propiedad privada, la enorme deuda que arrastraba el Estado tuvo que ser pagada con bienes estatales y por último la presión de la UE y de los EE.UU. para que no se modificaran las reglas de este juego desigual le dieron el tiro de gracia al gran proyecto del ANC, que hasta el día de hoy gobierna bajo estas condiciones sin que mucho haya cambiado en la práctica.

Mbeki, que era la mano derecha de Mandela, pero durante su gobierno – 1998–2008 – fue llamado el Thatcher negro por aceptar las reglas del Establishment, se va a presentar en las elecciones de abril de 2009 con el COPE y va a presentar una plataforma social, que no va a poder cumplir.

Sin embargo, su contrincante del ANC, Zuma, que está acusado de graves hechos de corrupción, intentará crear una imagen de defensor de los planes sociales de la mayoría negra postergada.

El probable triunfo del ANC debería ser tomado con cautela, ya que el poder económico continúa en manos de la elite y para lograr alguna modificación sustancial en la condición de vida de los excluidos, Zuma tendría que convertirse en un nuevo Mugabe y se vería aislado por la comunidad internacional, lo que entorpecería el avance de una de las mayores economías emergentes del último lustro. A pesar de este crecimiento, las masas postergadas no se beneficiaron en absoluto de este desarrollo macroeconómico.

Anuncios

One Response to Sudáfrica: Entre un cambio social o la continuidad neoliberal

  1. Zuma Alus dice:

    You should be a part of a contest for one of the highest
    quality blogs on the net. I am going to highly recommend this website!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: