Somalía: El resurgimiento de los piratas modernos

Por Maximiliano Sbarbi Osuna (publicado en el diario BAE)

El encarecimiento del costo de transporte de las mercancías acrecienta la desaceleración del comercio mundial, que se originó por causa de la crisis financiera internacional. Tanto Washington como la UE no deberían subestimar el crecimiento de la actividad pirata ni tampoco su relación con la insurgencia islámica si pretenden mantener la hegemonía comercial y militar en los mares internacionales.

2008_11_09_piratas

Al igual que varios de sus antepasados, los corsarios modernos no actúan bajo un mando centralizado, ni pertenecen a un único cuerpo que los agrupe, sino que operan caóticamente como bandas independientes entre sí. A pesar de que algunas coronas legalizaron la piratería en contra de buques de otras banderas, en la actualidad no dependen del financiamiento de ningún Estado, aunque en algunos casos reciban ayudas de algunos países.

En el último año y medio crecieron de manera alarmante los robos en los mares, lo que encarece aun más el comercio internacional. Las zonas donde más se registran actos de piratería son: Nigeria, el Estrecho de Malaca, Tailandia, varios puertos de Brasil y Venezuela, Sri Lanka y la salida de los canales de Suez y Panamá.

Pero sin dudas la actividad de los filibusteros actuales ha crecido en las costas del anárquico cuerno de África, precisamente en Somalía, en donde no hay un gobierno desde hace 17 años y las guerras han producido un millón de desplazados y otro millón de niños que sufren desnutrición.

Las preciadas costas del norte de Somalía son estratégicas porque están ubicadas en las puertas del Mar Rojo, por el que transitan buques que van y vienen de Europa, y frente a la Península Arábiga, por la cuál circulan los barcos petroleros del Golfo Pérsico. Además la riqueza pesquera de sus mares fue en otra época uno de los principales ingresos de Somalía, antes de que cayera en el caos.

Se calcula que por las costas somalíes navegan entre 1.500 y 1.600 barcos por mes, con un valor promedio de unos US$ 2 y 3 millones de dólares en mercancías.

En 1991, la guerra civil se adueñó del país. Los clanes tribales mantuvieron una feroz lucha por el poder hasta 2006, año en que Al Qaeda comenzó a cosechar los frutos de los vínculos que fue tejiendo en medio del desorden. La creación de la UTI (Unión de Tribunales Islámicos) alarmó a los países de la región, principalmente a Etiopía que teme que la influencia del extremismo islámico crezca en la zona.

Por eso, a mediados de 2006 el ejército etíope invadió Somalía y gracias al apoyo de los bombardeos estadounidenses en enero de 2007 y en mayo de 2008 logró expulsar a la UTI de los centros de poder urbanos. Hoy en día la UTI continúa cometiendo atentados respaldados por Al Qaeda y por el gobierno de Eritrea.

Mediante el breve gobierno islámico los piratas lograron ser controlados, pero con la llegada de los militares etíopes y de los bombardeos norteamericanos, algunos pescadores comenzaron a cobrarles peaje a los barcos coreanos que extraen el atún. Además varias bandas armadas asentadas en Somalía vislumbraron la posibilidad de volver a saquear embarcaciones que transitaran por sus costas, ya sean mercantiles, lujosos cruceros y hasta buques con cargamento militar.

A fines del mes pasado los piratas somalíes capturaron la nave ucraniana “Faina” que transportaba 33 tanques T-72 y 20 tripulantes. Aun hoy se está discutiendo el precio del rescate, que pasó de US$ 35 millones a US$ 8 millones. A través de este secuestro se puso en evidencia que el armamento ucraniano podría haber sido enviado a los insurgentes armados del sur de Sudán.

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU para Somalía, del que dependen 3 millones y medio de personas, corre serio peligro por las acciones de los ladrones de los mares.

Por eso, las potencias han tomado algunas medidas: los ministros de Defensa de la OTAN, reunidos el jueves pasado en Hungría, aprobaron el despliegue de siete naves de guerra para las próximas semanas. En tanto, la ONU acordó la semana pasada incrementar la seguridad de las rutas marítimas, que por la proliferación de los modernos corsarios ha encarecido el costo del comercio mundial.

Las compañías aseguradoras aumentaron sus precios exponencialmente por los riesgos a los que se exponen los navíos que discurren por el Cuerno de África. La OMC calculó que la industria marítima pierde por año entre US$ 13 y 16 mil millones por el encarecimiento de los seguros, los secuestros y los rescates.

Algunos gobiernos locales dentro de Somalía, como por ejemplo el de la región autónoma de Puntlandia, acusan a los barcos norteamericanos, que patrullan la zona bajo la dirección del comando estadounidense Africom, de permitir la acción de los piratas en contra de buques iraníes, dejando el control sólo para las naves de países aliados.

Por otro lado, la llegada de Al Qaeda a Somalía levantó las voces de alarma entre los barcos estadounidenses y europeos por la posibilidad de que se produzcan ataques de militantes islámicos y no de simples ladrones, a barcos occidentales con importantes cargamentos de petróleo o material nuclear. De acuerdo con el Ministerio de Defensa norteamericano, “algunos piratas han sido comprados por Al Qaeda”.

El encarecimiento del costo de transporte de las mercancías acrecienta la desaceleración del comercio mundial, que se originó por causa de la crisis financiera internacional. Tanto Washington como la UE no deberían subestimar el crecimiento de la actividad pirata ni tampoco su relación con la insurgencia islámica si pretenden mantener la hegemonía comercial y militar en los mares internacionales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: