El mapa guerrillero africano

Por Maximiliano Sbarbi Osuna (publicado en el diario BAE)

Resulta interesante apreciar cómo los objetivos principales de las guerrillas que operan en África son un reflejo de los dos problemas más importantes que está atravesando el plantea a nivel geopolítico. A lo largo de este continente se concentran gran parte de los enfrentamientos armados mundiales que desde comienzos de este siglo caracterizan los intereses de las grandes potencias en el Tercer Mundo.

2008_11_09_guerrillas_africa

Resulta interesante apreciar cómo los objetivos principales de las guerrillas que operan en África son un reflejo de los dos problemas más importantes que está atravesando el plantea a nivel geopolítico. A lo largo de este continente se concentran gran parte de los enfrentamientos armados mundiales que desde comienzos de este siglo caracterizan los intereses de las grandes potencias en el Tercer Mundo.

El primero de ellos es la lucha de Washington y Europa en contra del islamismo radical, iniciada en Afganistán y luego extendida a Irak. El segundo, tiene que ver con el duelo geopolítico por los recursos minerales y energéticos entre Occidente por un lado y Rusia y China por el otro.

Con respecto a la llamada lucha contra el terrorismo comenzada por George W. Bush en 2001, el escenario africano de esta guerra global se estableció en Argelia, Libia y Somalía. En Argelia ya existían guerrillas islámicas sunitas, desde la década del 90, que pugnaban por la toma del poder. Sin embargo, la exclusión de las elecciones de 1991 del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate, las volvió más violentas. En 2006 cambió su nombre por el de Al Qaeda para el Magreb Islámico, lo que propició la vinculación con la red de Osama bin Laden y un mayor financiamiento interislámico que le brindó oxígeno a este grupo armado.

En tanto, el gobierno argelino, rival de algunos gobiernos europeos, tiene que aceptar las condiciones comerciales que le imponen Francia y los EE.UU. para poder recibir ayuda con el fin de derrotar militarmente a la fortalecida guerrilla de Al Qaeda para el Magreb.

La otra parte de la guerra contra el extremismo islámico se está llevando a cabo en Somalía desde hace dos años, cuando a la perpetua guerra civil que vive este país entre diversos clanes tribales se sumaron los Tribunales Islámicos, a los que Washington engloba dentro de Al Qaeda. El éxito de este nuevo actor fue tal que en los primeros seis meses de 2006 casi todo el país estaba controlado por este grupo bajo la ley islámica, lo que produjo la caída del gobierno provisional prooccidental y la invasión del ejército de Etiopía, que aun no ha retirado sus tropas del caótico Cuerno de África.

Tanto a comienzos de 2007 como a mediados de este año, la aviación de los EE.UU. bombardeó posiciones de la guerrilla islámica en Somalía provocando una estampida de refugiados en países vecinos y el retroceso de los Tribunales Islámicos. Pero, a fines de agosto, la toma de la ciudad sureña de Kismayo volvió a situarlos en un lugar preponderante.

El desorden reinante en Somalía desde hace 17 años favoreció la aparición de piratas que secuestran buques pesqueros y de pasajeros de todo el mundo en la costa, que está estratégicamente ubicada a la entrada del Mar Rojo y en el paso entre África y Asia.

La rivalidad geopolítica mundial encabezada por las principales potencias también se proyecta en África. La lucha por la explotación del petróleo, gas, coltán, oro y diamantes por parte de las empresas privadas multinacionales y por las inversiones en el continente provoca la creación de grupos armados que luchan entre sí – o contra gobiernos que son aliados de las potencias enemigas – tomando como base enfrentamientos étnicos.
La crisis del Cáucaso entre Rusia y Occidente volvió a poner en primer plano la competencia global entre los países más poderosos, que tiene características similares a la Guerra Fría. En África se pueden vislumbrar elementos comunes al enfrentamiento de Europa y los EE.UU. con otras potencias, pero con una participación muy activa de China y una menor de Rusia.

Por eso, se puede dividir gran parte del mapa africano en guerrillas pro estadounidenses y guerrillas pro chinas. En Sudán se está llevando a cabo una de las mayores masacres del siglo, que es la de Darfur, en la que en los últimos cinco años han muerto alrededor de 300 mil personas.

La gran difusión de la que goza el conflicto de Darfur se debe a la enorme propaganda mediática que impulsa Washington, con el objetivo de desprestigiar a China, que mantiene fuertes nexos energéticos con el gobierno central. Mientas que los EE.UU. apoyan a la población de esta región – que se encuentra privada de la distribución de los millonarios ingresos del petróleo – y a las guerrillas del Ejército Popular de Liberación de Sudán y el Movimiento de Liberación de Sudán.

Los gobiernos de Sudán y China financian a los Janjaweed, los temibles jinetes árabes que arrasan pueblos enteros para aterrorizar a los rebeldes de Darfur.

El fiscal del Tribunal Penal Internacional, el argentino Luis Moreno Ocampo, solicitó la captura del presidente de Sudán Omar Al-Bashir. Algunos analistas sostienen que esta decisión fue tomada bajo la presión de los EE.UU., sin embargo, el genocidio de Darfur no ha terminado y todavía se mantiene impune.

En el Congo se da un caso similar, ya que el gobierno está jaqueado por la guerrilla RCD-Goma, que tiene fuertes vínculos con los conservadores norteamericanos y los grupos armados de etnia tutsi, que cruzan la frontera desde Ruanda para perseguir a los guerrilleros hutus y atentar en contra del gobierno democrático de Joseph Kabila.

El gobierno tutsi de Ruanda, que mantiene un rol policial afín a Washington en África Central, persigue desde hace nueve años a los miembros de la etnia hutu, que en 1994 con el apoyo de Francia provocaron una masacre en este país y en Burundi contra los económicamente privilegiados tutsis. Por esa época los intereses franceses y norteamericanos eran contrarios en esa región, ya que Francia dominaba el mercado de la extracción de diamantes en el Congo, y con el descubrimientos de grandes yacimientos de coltán, el mineral que se utiliza para los celulares, computadoras y fibras óptica, Washington favoreció un cambio de gobierno y el establecimiento de compañías mineras y de comunicaciones estadounidenses.

Otra guerrilla que se sospecha que está vinculada con los enormes intereses chinos en el continente es el Movimiento de Emancipación del Delta del Níger, compuesta por miembros de la etnia Ijaw. Antes del ingreso de capitales chinos en la industria petrolera nigeriana, este grupo cometía sabotajes contra los oleoductos de la empresa anglo holandesa Shell y de la norteamericana Chevron. A partir de 2006, la llegada masiva de inversionistas chinos en el sector energético redujo los atentados y los secuestros por parte de esta guerrilla, aunque la semana pasada los rebeldes habrían abatido a 29 soldados nigerianos.

Otro grupo beligerante que opera en África es el religioso cristiano Ejército de Resistencia de Dios, que se encuentra en Uganda y pretende establecer un estado teocrático, pero su modus operandi incluye el reclutamiento de niños, esclavos sexuales y asesinatos de civiles.

Entre la década del 60 y 70 parecieron agotarse las guerrillas independentistas africanas, sin embargo en la actualidad dos permanecen activas. Una es el Movimiento por la Justicia de Níger, formada por 3.500 combatientes tuareg que han secuestrado varios ingenieros nucleares extranjeros que visitan Níger por la gran cantidad de uranio que dispone este país.

El segundo es el Frente Polisario, que pretende independizar al Sahara Occidental de Marruecos, con el único apoyo de Argelia. Tanto España, como Francia y los EE.UU. boicotean la realización de un referéndum anunciado por la ONU en 1991 como medio para retomar las conversaciones de paz, debido a los grandes intereses comunes entre Marruecos y las potencias, principalmente en la industria pesquera. A pesar de su escaso apoyo internacional, el Polisario amenaza, desde comienzos de este año, que podría volver a la lucha armada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: