Prioridades de EE.UU. en Latinoamérica

Por Maximiliano Sbarbi Osuna (publicado en el diario BAE el 12/03/08)

Por estas semanas, la prioridad de Washington con Latinoamérica está relacionada con la alianza militar entre Brasil y Francia, el descubrimiento de voluminosos recursos de hidrocarburos en las costas brasileñas, la intención de desarrollar en conjunto la industria de los biocombustibles y el papel regional de Brasil frente al gobierno de Venezuela.

2008_03_14_rice

Secretaria de Estado de EE.UU. Condollezza Rice

El viaje estaba acordado de antemano. La crisis regional latinoamericana no es la causa principal de la visita a Brasil y Chile que va a realizar la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice entre mañana y el sábado.

La mayoría de los conservadores estadounidenses, detractores de la política de George W. Bush, reprochan que el desinterés de la Casa Blanca por Latinoamérica haya propiciado la llegada al poder de varios gobiernos de centro izquierda. Durante los dos gobiernos del actual presidente, Estados Unidos se mantuvo ocupado en las guerras de Afganistán e Irak, en su pulseada con Rusia, en mantener el suministro petrolero desde Medio Oriente, en el conflicto con Irán y en evitar la pérdida de inversiones en África.

Por ello, las relaciones con Latinoamérica se fueron enfriando, hecho que fue aprovechado por los inversores chinos y europeos.

Es llamativo que la gira que comienza Rice en Brasil, continúe en Chile evitando su paso por Buenos Aires. Luego del anuncio de su viaje, se hicieron públicas las sospechas argentinas de que la cercanía de los Kirchner con Hugo Chávez y el caso Antonini Wilson hayan provocado la indiferencia de la secretaria de Estado.

Inmediatamente, sus voceros negaron que Washington le esté dando la espalda a Argentina y agregó que para EE.UU. Argentina es muy importante en la región y que ambos países mantienen “buenas relaciones”.

Rice va a viajar acompañada del máximo referente de Washington para las Américas, Tom Shannon, que es posible que haga una escala en Buenos Aires y se reúna con el jefe de Gabinete Alberto Fernández y el canciller Jorge Taiana.

Sin embargo, por estas semanas, la prioridad de Washington con Latinoamérica está relacionada con la alianza militar entre Brasil y Francia, el descubrimiento de voluminosos recursos de hidrocarburos en las costas brasileñas, la intención de desarrollar en conjunto la industria de los biocombustibles y el papel regional de Brasil frente al gobierno de Venezuela.

En su estadía en Brasilia, Rice va a abordar el tema de las incursiones de la guerrilla colombiana FARC en la permeable frontera colombiana-brasileña y va a acordar la producción conjunta de etanol en América Central y el Caribe. Los biocombustibles aportan el 40 % de las necesidades energéticas de Brasil, mientras que EE.UU. depende en exceso de los hidrocarburos, ya que solo el 3 % de su energía proviene de los biocombustibles. EE.UU. y Brasil producen el 70 % de los biocombustibles en el mundo.

Otro motivo de preocupación para Washington es el incremento de la venta de armas y aviones de guerra de Francia a Brasil. El mes pasado, en una reunión mantenida por el presidente brasileño Lula da Silva y su par francés Nicolás Sarkozy acordaron impulsar una alianza militar estratégica que sería anunciada en diciembre de este año cuando el presidente francés visite Brasil.

Rice va a intentar recuperar el mercado armamentista brasileño, promoviendo un programa satelital, el reequipamiento de las Fuerzas Armadas y la venta de aviones, luego de la aparición del competidor francés.

La última escala de la gira de Rice será Santiago de Chile, en donde procurará afianzar los lazos tejidos en el Tratado de Libre Comercio (TLC) suscripto en 2003.

Ante la lenta integración de Chile con los países del Mercosur y de la Comunidad Andina, la presidenta Michelle Bachelet continúa la política de su predecesor, Ricardo Lagos, y busca fortalecer los vínculos comerciales con EE.UU., Canadá, la Unión Europea, India y China.

Por su parte, el gobierno de Bush teme que la posible llegada de los demócratas a la Casa Blanca desacelere el proceso de los TLC con Chile, Colombia y Perú, que tanto impulsan los republicanos.

La semana pasada, en medio de la crisis entre Colombia, Ecuador y Venezuela, Bush instó a los legisladores norteamericanos a acelerar la aprobación del TLC con Colombia, para enviar una señal positiva a sus aliados en la región.

Los candidatos demócratas se mostraron públicamente reticentes a continuar con los TLC con algunos países, ya que existen sectores industriales norteamericanos que han manifestado su descontento. Sin embargo, Washington ha apelado a los tratados bilaterales tras el fracaso del ALCA en la Cumbre de las Américas de Mar del Plata, en noviembre de 2005.

Precisamente, la visita de Rice a Chile tiene como objetivo conservar esta alianza económica y evitar que sea alterada en beneficio de los sectores del Partido Demócrata, que tiene altas chances de ganar las elecciones presidenciales en noviembre próximo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: