Pakistán – Unión Europea: Musharraf, el mal necesario de Occidente

Por Maximiliano Sbarbi Osuna

Durante su gira el presidente no logró su principal objetivo de depurar la imagen de su gobierno, que está acusado por Occidente de haber perdido el control de las milicias talibanes que operan en la frontera afgano-pakistaní, y de impedir el desarrollo democrático de las elecciones pasadas al interferir directamente en el Poder Judicial. Por otro lado, la UE y EE.UU. han manifestado sus sospechas de una posible implicación de miembros del gobierno y del ejército de Pakistán en el asesinato de Bhutto.

Belgium EU Pakistan

El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf junto al ministro de Exteriores de la UE, Javier Solana

La elección de Europa para la primera gira internacional realizada por el presidente pakistaní, Pervez Musharraf, luego del asesinato de la ex primera ministra, Benazir Bhutto, no es casual, ya que la Unión Europea (UE) es el principal socio comercial de Pakistán, cuyos intercambios anuales alcanzan los 9.000 millones de dólares.

Durante el viaje de ocho días que finalizó la semana pasada y que lo llevó a Bruselas, París, Davos y Londres, cosechó tibios respaldos y grandes manifestaciones de desencanto.

El presidente no logró su principal objetivo de depurar la imagen de su gobierno, que está acusado por Occidente de haber perdido el control de las milicias talibanes que operan en la frontera afgano-pakistaní, y de impedir el desarrollo democrático de las elecciones pasadas al interferir directamente en el Poder Judicial. Por otro lado, la UE y EE.UU. han manifestado sus sospechas de una posible implicación de miembros del gobierno y del ejército de Pakistán en el asesinato de Bhutto.


Escalas de la gira

Musharraf, que está al frente del país desde el golpe militar que dirigió en 1999, encendió la señal de alerta cuando el representante de la política Exterior de la Unión Europea, Javier Solana le advirtió, la semana pasada en Bruselas, que la cooperación con Pakistán podría disminuir si las elecciones parlamentarias del próximo 18 de febrero no alcanzan los estándares internacionales de transparencia.

El mandatario pakistaní respondió que los europeos deben tener paciencia, ya que a ellos les ha tomado siglos desarrollar los valores de democracia y libertad y que Pakistán se encuentra en la misma senda. Si embargo, los opositores políticos, jueces y periodistas, lo acusan de aferrarse aun más al poder y de haber contribuido al asesinato de Bhutto, a través del ISI – los servicios secretos – para evitar una segura derrota electoral.

El Parlamento Europeo lo recibió con frialdad y en silencio, luego manifestó su hostilidad al increparlo por la precaria democracia pakistaní y por los escasos recaudos que tomó el ejército en proteger a la ex mandataria. El veterano general atribuyó a la imprudencia de Bhutto la causa de su muerte y se manifestó en contra de que una comisión de investigadores europea viajara a su país para averiguar qué actores están implicados en el magnicidio.

Durante la segunda escala de la gira – París- Musharraf recibió un trato más favorable por parte del presidente francés Nicolás Sarkozy, quien le prometió más apoyo contra el terrorismo y le aseguró que va a incrementar la ayuda económica durante el segundo semestre del 2008, cuando Francia presida la UE.

Luego del espaldarazo recibido de parte de Sarkozy, el general, más confiado, se dirigió al foro de Davos, desde donde exigió a los países más ricos que asumieran sus responsabilidades en el mundo subdesarrollado y que concedieran las mismas oportunidades a los más pobres. Ese mismo día, le afirmó a la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice que “las elecciones van a ser libres y justas”.

En el mismo ámbito, Musharraf volvió a rechazar la propuesta del secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, quien insistió en que Washington podría enviar un grupo reducido de soldados a Pakistán para combatir contra los insurgentes de Al Qaeda, a quien Musharraf acusa de haber asesinado a Bhutto.

“Estamos derrotando a Al Qaeda” fue una de las frases pronunciadas el lunes pasado por el presidente pakistaní durante la conferencia que brindó en Londres, el último punto de su viaje, junto a su homólogo británico, Gordon Brown.

Minutos antes, Musharraf había mantenido una dura negociación con un grupo de militantes que habían tomado una escuela con cientos de niños cautivos en el noroeste de Pakistán, quienes fueron liberados previamente al encuentro con Brown. Para salvar a los rehenes, el presidente les concedió la libertad a los captores y un pasaje seguro a Afganistán.

Mal necesario

Aunque Europa se muestre escéptica, el primer mandatario sigue siendo la última esperanza que tiene Washington para evitar que los combatientes islámicos, que se han reagrupado en Afganistán y que cuentan con un importantísimo apoyo en la sociedad pakistaní, inclusive dentro del ejército, puedan tomar el poder, adquieran armas nucleares pakistaníes y desestabilicen la región.

Si bien, veinte días es mucho tiempo para Pakistán, habrá que esperar hasta las elecciones del 18 de febrero en las cuáles Musharraf, que fue reelecto presidente el año pasado, aseguró que va a aceptar la designación parlamentaria del nuevo primer ministro, entre los que podría estar el opositor Nawaz Sharif, y alguno de los líderes del Partido Popular, que encabezaba Bhutto. Ambos intentan heredar el carisma que tenía la ex mandataria, al culpar directamente al presidente del asesinato.

Musharraf era consciente de que Europa lo iba a recibir displicentemente, sin embargo para poder sobrevivir, la limpieza de su imagen debe hacerla tanto dentro de Pakistán como en Occidente, que actuó siempre como su sostén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: