Globalización, ¿la fase final del capitalismo?

Por Cristian Ramírez Gastón

Como influye en Europa y Latinoamérica

Para poder entender que es la globalización hay que comprender adecuadamente sus orígenes y entender hacia donde vamos, hacia donde se dirigen las sociedades a nivel mundial y poder comprender los factores que han determinado la nueva economía, la nueva escala competitiva, los bloques económicos ¿Pero qué es el fenómeno de globalización?. Es un proceso reciente como algunos autores comparten o es algo que siempre existió?. En realidad hay información fehaciente y empírica de ambas corrientes tanto de los escépticos como de los globalistas pero indudablemente hay algo que no se puede discutir que hay dos factores que acrecentaron la rapidez y agilidez de la globalización en cuanto a su dinamismo.

Podemos ver claramente los denominados mercados virtuales financieros que trasladan cerca de 2 billones diarios de dólares, los bloques económicos que se han conformado para tener una mayor competitividad han originando no solo una creciente mundialización sino un capitalismo salvaje produciendo una desigualdad entre el viejo continente y América latina.

La mundialización es un hecho real y dinámico el cual no sólo se relaciona con factores económicos como se cree erróneamente sino también culturales y sociales. Estas son las consecuencias a nivel mundial.

Globalización en Europa:

La aceleración de la mundialización se debe a la convergencia de dos fenómenos:

1) El desarrollo rápido de nuevas tecnologías de la información y la comunicación.
2) La caída del muro de Berlín en 1989.

Para situar a Europa en la era de la mundialización, es preciso determinar dónde está hoy. Podemos ver su proceso estratégico con la conformación del bloque económico, siendo este él más poderoso de todos los bloques.

La mundialización ha beneficiado a Europa, no solo de manera competitiva frente a agentes externos, sino que le ha permitido a través de un proceso histórico llevar a cabo una economía regional conformada por países industrializados que cada vez se expande más por haber unificado sus discrepancias ideológicas, políticas, culturales, y sociales.

La mundialización no se efectúa sin actores, es decir, la política y la economía siendo ésta más poderosa que los actores políticos. Esto se puede apreciar en la unión europea ya que no importa la ideología política sino que va mas allá de esto, el factor económico es lo sobresaliente.

Las grandes corporaciones europeas se han beneficiado con el proceso de globalización ya que se insertaron en muchos mercados, produciendo monopolios y obteniendo grandes márgenes contribucionales, como sucedió en Argentina donde las telecomunicaciones se consideraban una de las tarifas más caras del mundo.
Por eso, la mundialización marca un beneficio a favor de Europa y Estados Unidos y no para Latinoamérica, porque no solo está no desconectada de la globalización sino que la situación se va deteriorando por esta economía globalizadora.

La Globalización en Latinoamérica

Los cambios significativos en la economía del continente latinoamericano y su inclusión en la orbita de los países tercermundistas no es nueva, pero sí se ve afectado por el desarrollo del capitalismo burgués. Podemos ver cómo se diferencian con respecto a Europa: sus bloques económicos son deficientes y carecen de resultado, el proceso de mundializacion afectó terriblemente a las economías latinoamericanas con el ingreso de multinacionales al mercado perjudicando la industria nacional. A su vez se vieron alcanzadas también por las políticas de distinta índole; como las fiscales, arancelarias, paralancelarias, sanitarias que implementan los bloques económicos competitivos, por ejemplo la unión Europea, el PAC ( pacto agrícola común) que en los años 80 implementó fuertes políticas a sus competidores para ingresar a sus mercados altamente proteccionistas.

La desigualdad en la distribución de la riqueza de los países latinoamericanos es alta, cada vez es más grande la brecha entre los pobres y ricos, parecería que la clase media en Latinoamérica esta por desaparecer inexorablemente.
Es como que las palabras de Karl Marx cobraran vida con su teoría de la plusvalía, el capitalista obtiene mas ganancias y el empleado medio calificado se empobrece más.

Si a esto se le suma la presión que ejercen los organismos a favor de sus propios intereses, como es el FMI, la consecuencia es aun más grave.
La marginalidad es cada vez mayor en Latinoamérica, y eso conduce a una crisis cada vez peor, entendiendo que el capital humano más importante es el conocimiento dado por la educación, y por lo tanto no puede haber funcionamiento y avance en un país, pero sin inversión en educación no hay base científica ni crecimiento.

A nivel económico y social la globalización ha perjudicado a las empresas que cierran y brindan cada vez menos trabajo. Al parecer, Latinoamérica esta condenada al fracaso debido a la falta de creación de industrias nacionales porque no existen estrategias en materia política o económica las cuales casi siempre son desacertadas e ineficientes. Además las planificaciones generalmente son a corto plazo y para que un país crezca tiene que existir un cambio en las pequeñas y medianas empresas, ya que son las encargadas de generar empleo constituyendo un porcentaje importante en el P.B.I.

Los recursos naturales que posee Latinoamérica no los utiliza debidamente, en cuanto a que no utiliza a partir de aquéllos ventajas comparativas, ya que éstas son las que generan competitividad en una nación.

Estos recursos son muy ricos en materia de competitividad a nivel nacional lamentablemente no es así en la práctica por lo tanto podemos advertir un gran fracaso en Latinoamérica del capitalismo real, dejando de lado el caso Cuba, con su socialismo bloqueado, los países de habla hispana no se han atrevido a insinuar todavía una alternativa de capitalismo con respecto al de Estados unidos, inclusive antes de la caída del muro de Berlín el capitalismo norteamericano sigue y seguirá siendo una marca a nivel mundial.


Argentina y el ALCA:

La pregunta aquí es la siguiente ¿Favorecería a Latinoamérica ser integrantes del ALCA?. La respuesta es no.
Estados Unidos no sólo mira el punto de vista económico sino también de poder y de hegemonía. Este acuerdo tiene mucha semejanza con el tratado del NAFTA, ya que pareciera ser una extensión del mismo.
Una desventaja que tiene Argentina como Brasil es que en este tratado existen artículos que no tienen que ver con el comercio en sí, como es:

· El control del flujo de capitales
· Derecho de propiedad intelectual
· Los estándares que tienen que ver con las condiciones de trabajo.

El último punto es importante principalmente porque Estados Unidos, bajo su mentalidad imperialista, no tienen por qué mostrar qué estándares de trabajo tenga que impulsar Latinoamérica.

Argentina tiene que apostar al MERCOSUR ya que se trata de lo más parecido a la Unión Económica Europea, salvando por supuesto las grandes diferencias. Ya lo han advertido grandes economistas como Michael Porter.

Hay que saber que ni el ALCA ni el NAFTA tienen algo que ver con la liberalización del comercio sino que trata fundamentalmente sobre la protección para la industria estadounidense. Estados Unidos reclama liberación del comercio de servicios, mayor reconocimiento a las patentes norteamericanas, un régimen favorable a sus empresas en licitaciones estatales.

Esta más que claro que Argentina debe enfocarse dedicadamente y definitivamente al comercio multilateral y encaminarse hacia una profunda integración en el MERCOSUR. Debe tomar una decisión madura para que en un corto plazo no tenga que arrepentirnos de haber elegido una errónea medida.

El camino para conformar un MERCOSUR eficiente y próspero es largo, pero hay que aprovechar la ventaja que tiene tanto Argentina como Brasil que es el liderazgo que comparten en Sudamérica para implementar políticas que ayuden a fomentar y a crecer un comercio que pueda ayudar en la productividad de ambas naciones.

Conclusiones:

La globalización es un proceso dinámico, multidimensional y de elevada complejidad. Podemos decir que el creciente desarrollo tecnológico y la comunicación son la fuerza conductora del proceso de globalización, sin embargo a pesar de que las corrientes sociales coincidan en esto, cada una tiene ideas heterogéneas con respecto a esto.

Cada corriente posee un paradigma para interpretar la globalización:

Los globalistas: Consideran este proceso como fase culminatoria del capitalismo (tanto en sus versiones neoliberales como marxistas u postmarxistas.) que se impone en los estado-nación. Esta corriente opina que la globalización es un hecho real y puede sentirse sus efectos a nivel mundial económicamente hablando, por otra parte tenemos a

Los escépticos: Consideran en cambio que no existe una globalización sino una profundización de la internacionalización de la economía. Según ellos la globalización es un mito y la economía mundial sigue caracterizada por una división de poder y trabajo en una transición que va de la internacionalización a la tras nacionalización sin que se produzca una globalización, donde opinan que tal profundización se produjo en la década de los 70 con la conformación y desarrollo de las corporaciones.

Pero es un error observar al fenómeno en términos netamente económicos ya que tiene aspectos políticos, sociales y culturales.

La globalización no deber ser vista como un proceso unilineal sino un conjunto de procesos, que a su vez engendra una nueva zona económica y cultural. Los teóricos se pueden quedar con estas teorías y no sacar conclusión alguna. El volumen de comercio mundial hoy es mucho mayor que el de hace 100 años, a este hay que sumarle el creciente impacto del comercio electrónico y el nuevo rol de los mercados financieros que funcionan las 24 horas del día y mueven cerca de 2 billones diarios de dólares.

Hay que saber también que los bienes físicos no son mas el centro del intercambio mundial, en cambio los bienes intangibles, como el intercambio de la información si lo son. Estos elementos dan una ruptura con el pasado y refutan la teoría de los escépticos, sin embargo estas dos corrientes coinciden en lo siguiente:

1) El carácter irreversible del proceso de globalización
2) Multiplicación de actores internacionales
3) La información como factor dominante.


Consecuencias de la globalización:

El poder de las grandes corporaciones explica el proceso de globalización hacia arriba, esto significa el desarrollo de miles de organizaciones no gubernamentales operando a nivel mundial, Greenpeace resulta un buen ejemplo de este fenómeno como tantas multinacionales incorporándose a nuevos mercados.

Por último para poder comprender este fenómeno social bastante complejo hay que entender que la globalización está guiada por una sola fuerza conductora que es la económica o la expansión comercial, esto no es un hecho ajeno a nosotros sino todo lo contrario, la globalización está conducida por los cambios que nosotros mismos producimos. En nuestras vidas cada vez que elegimos ingresar a Internet colaboramos a este proceso por ende no se puede analizar como un hecho aislado ni ajeno a nosotros, la globalización no puede ser revertida.

La globalización posee una velocidad de cambio y una elevada incertidumbre, por lo tanto la idea de estado-nación es importante para integrarse efizcamente al paradigma dominante de este siglo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: