Medio Oriente: Las palabras son gratuitas

Por Maximiliano Sbarbi Osuna

Judíos y árabes. ¿Conflicto milenario? ¿Sionismo = imperialismo judío? ¿El origen del conflicto es religioso? ¿Todos los musulmanes son árabes o todos los árabes son musulmanes? ¿El terrorismo es sólo islámico? ¿Es coherente ser de izquierda y apoyar a Hezbollah? Las palabras son gratuitas.

2006_08_06_medio

Suele suceder cuando la prensa no especializada informa sobre un conflicto de importancia internacional, nuevo para la mayoría de los lectores, aquélla incurre en errores o generalizaciones que terminan por desvirtuar el sentido del análisis y de confundir a quienes por primera vez se acercan a estos temas.

A veces se hace por ignorancia, otras veces con malicia y a menudo por la carrera contrarreloj a la que deben someterse los redactores de los medios para llegar antes que otros con la noticia.

Judíos y árabes. ¿Conflicto milenario?

El primer y más común error con el que se suele tropezar es afirmar que el conflicto entre árabes e israelíes es milenario. Eso no es cierto. Más allá de las peleas históricas o mitológicas, el origen del conflicto actual entre judíos y musulmanes no tiene más de 100 años.

Desde la creación del sionismo a fines del siglo XIX, miles de judíos de Europa llegaron a Palestina con la idea de que la concentración territorial sería la solución a la persecución.

Decidieron volver a las tierras de los ancestros porque, aunque en su mayoría no sean religiosos, tienen en común una identidad negativa, es decir la de un pueblo perseguido que no termina de nsertarse dentro de la sociedad capitalista.

¿Sionismo = imperialismo judío?

Muchas veces se utiliza la palabra “sionismo” de manera peyorativa, englobando dentro del término, a los judíos ortodoxos con los no religiosos. La mayoría de los judíos decidieron no hacerse sionistas. Sin embargo, aunque la creación del sionismo sea una consecuencia de la expansión capitalista de fines del siglo XIX, los judíos no llegaron a Palestina a colonizar a los árabes que vivían en la región, no los explotaban como se ha llegado a decir, sino todo lo contrario, los judíos se organizaban en comunidades cerradas, dentro de las cuáles interactuaban económicamente entre ellos, sin comprarles mercancías a los árabes ni tampoco tomarlos como empleados.

No se puede hablar de colonización o imperialismo sionista, pero el legítimo resentimiento árabe sobrevino cuando descubrieron que los judíos los desplazaban de las tierras y de la economía, y como la mayoría de los árabes eran campesinos, es decir que estaban muy ligados a la tierra, veían con desagrado la masiva afluencia de inmigrantes judíos. El sionismo necesitaba territorios unificados para lograr el objetivo de crear un estado.


¿El origen del conflicto es religioso?

Es común describir el conflicto entre árabes e israelíes como un conflicto religioso, pero aunque los grupos étnicos se identifiquen con determinadas religiones, el problema es político. Por ejemplo, la forma de organización de los sionistas era puramente europea y capitalista, con el objetivo claro de crear un Estado (en el sentido moderno), en cambio los árabes tuvieron más problemas para organizarse por su liderazgo político de tipo feudal y las pujas por el poder entre históricos clanes familiares.

Es innegable que actualmente hay muchos componentes religiosos, que lo único que provocan es que se agraven los conflictos, pero la base del problema es política (también económica, por recursos, por límites, etc).

¿Todos los musulmanes son árabes o todos los árabes son musulmanes?

Otro error consiste en identificar automáticamente a árabes con musulmanes y viceversa. Es común que a los iraníes se los llame árabes cuando en realidad en su mayoría son persas. También se confunde fácilmente la religión con la etnia. Un 20 % de los israelíes no son judíos, ni los libaneses son todos musulmanes, ya que un 39 % profesa la religión cristiana.

En Irak, se da sobre todo esta característica, se lo suele dividir en tres grandes zonas, la chiíta, la sunnita y la kurda. Las divisiones son correctas, pero son divisiones políticas no religiosas, como se confunde habitualmente. Las zonas chiíta y sunnita están en su mayoría habitadas por árabes, mientras que los kurdos son musulmanes al igual que aquéllos, pero de etnia kurda, no árabe.

¿El terrorismo es sólo islámico?

Se suele identificar con el terrorismo sólo a las guerrillas islámicas y no a los estados. Por ejemplo Irán apoya a guerrillas terroristas que matan civiles e Israel comete actos terroristas cuando bombardea ciudades libanesas matando a cientos de inocentes. Irán apoya económicamente el terrorismo de Hezbollah que dispara cohetes contra las ciudades del norte israelí e Israel lo está ejerciendo al bombardear poblaciones civiles en el Líbano.

¿Es coherente ser de izquierda y apoyar a Hezbollah?

El odio de los partidos y de los analistas de izquierda hacia el imperialismo norteamericano y su aliado israelí provoca que se encolumnen contradictoriamente detrás de los extremistas islámicos que matan civiles sin imaginarse que un gobierno por ejemplo de Hezbollah en el Líbano, talibán en Afganistán o de Al Qaeda en cualquier parte, serían tan ultraderechista como lo es el gobierno israelí. La sharía o ley coránica dista mucho de la teoría de la lucha de clases o del asenso al poder del proletariado. Nada tiene que ver el Corán interpretado por grupos fundamentalistas de suicidas con las teorías de Karl Marx ni con la Internacional Socialista.

Las palabras son gratuitas

Para finalizar, muchos periodistas en los últimos días dieron por sentado hechos que no están comprobados, como por ejemplo que Irán esté fabricando una bomba nuclear, que los soldados israelíes hayan sido capturados dentro o fuera del territorio israelí, que el lobby judío en Washington le dicte la agenda internacional a George Bush. Cada una de estas afirmaciones tienen algo de realidad, pero la ideología de cada analista combinada con los intereses que defienden produce que se mezcle la fantasía con la realidad y que se viole uno de los principales postulados del periodismo, es decir, dar por hecho algo que no está debidamente chequeado con varias fuentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: