Rusia – Georgia: Cada vez más cerca de la guerra

Por Maximiliano Sbarbi Osuna

Tanto Rusia como Georgia pugnan por mantener en su territorio a Osetia del Sur bajo la mascarada de afianzar la paz en la región. Ninguno de estos dos países lograron imponer la calma, al contrario, con sus intervenciones han provocado más sufrimiento en la población local.

Ver también: Guerra por los recursos en el Mar Capio y Asia Central

2006_03_05_georgia

Mapa de Georgia, al Norte se encuentra Osetia del Sur

Desde siempre ha habido reticencias con respecto a la imparcialidad de las diversas fuerzas mediadoras de paz, a lo largo de la historia reciente, ya sea con el contingente multinacional en Haití, las tropas uruguayas en el Congo, o los militares extranjeros en Irak.

Varios sectores antagónicos acusan a los mediadores de favorecer a una u otra parte del conflicto. Sin embargo, en el caso de Osetia del Sur, república prorrusa enclavada en territorio georgiano, no hay duda de que los militares enviados por Moscú, supuestamente para mantener el orden, pretenden arrebatarle la provicia a su vecino país.

Antecedentes

A comienzos de la década del 90, Georgia invadió Osetia del Sur, que había declarado de facto su independencia. Cabe aclarar que el territorio de Osetia del Norte pertenece a Rusia. Inmediatamente, bajo el auspicio de un tratado internacional, fuerzas de paz rusas acudieron a la región para proteger a los ciudadanos rusos y para detener las agresiones del gobierno central georgiano, con sede en Tbilisi.

La paz retornó a Georgia, pero sólo por una decada, ya que una “revolución de terciopelo” apoyada por la Unión Europea y EE.UU. derrocó pacíficamente, a fines de 2003, al presidente gerogiano prorruso Eduard Shevardnadze. En su lugar asumió el mandatario Mijail Saakashvili enmigo de Moscú y por ende de la región separatista de Osetia del Sur.

En agosto de 2004, Osetia del Sur realizó elecciones parlamentarias no reconocidas por el gobierno central de Georgia. Tbilisi envió tropas, que se enfrentaron con las de Osetia, el saldo fue de varios muertos.

Las relaciones entre Rusia y Tbilisi se enfriaron aun más en este terrible invierno europeo de 2006, cuando un ducto que transportaba gas desde territorio ruso sufrió graves daños, lo que provocó que muriesen docenas de georgianos debido a que las temperaturas fueron aun más bajas por la falta de calefacción.
Tensión militar

La reacción no se hizo esperar, Georgia acusó a Moscú de conspirar y el parlamento georgiano aprobó en febrero unilateralmente el retiro de tropas rusas de Osetia del Sur, envió un supuesto contingente mediador de 250 efectivos, violando el acuerdo de paz firmado con Osetia y Moscú, y llamó a la OTAN a que reemplace a los soldados rusos.

Rusia denunció la violación del acuerdo, Europa y EE.UU. hicieron oídos sordos de la petición rusa y no descartaron la posibilidad de enviar tropas a Osetia del Sur. Si Rusia llegase a enviar más fuerzas para mantener bajo su influencia a Osetia del Sur podría desatarse un enfrentamiento armado con Georgia, país que sería apoyado por la OTAN, desencadenándose una catástrofe en la región caucásica.

Conclusión

Tanto Rusia como Georgia pugnan por mantener en su territorio a Osetia del Sur bajo la mascarada de mantener la paz en la región. Ninguno de estos dos países lograron imponer la calma, al contrario, con sus intervenciones han provocado más sufrimiento en la población local.

Si a esto se le suma la posible intervención de la OTAN estaríamos ante un escenario con altas probabilidades de una guerra convencional.

El interés por Osetia se debe a su principal riqueza, los hidrocarburos y la situación geográfica privilegiada – se encuentra entre el Mar Caspio y el Mar Negro – por la cuál podrían pasar oleoductos de la creciente actividad petrolera en el Caspio, que se ha intensificado en los últimos cinco años por las inversiones de compañías occidentales y chinas.

Quedó demostrado que las fuerzas rusas no son garantía de paz, sino que permanecen en la región para arrebatarle la provincia oseta a Georgia, por otro lado, el plan georgiano de incluir a sus aliados de la OTAN y expulsar a los rusos se trata de la misma maniobra, pero en este caso favorecería a Occidente y a Tbilisi y perjudicaría a los ciudadanos de la disputada región de Osetia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: