Los intereses de Rusia en Irán

Por Maximiliano Sbarbi Osuna

La alternativa propuesta por Moscú a Irán, que consiste en desarrollar una planta de enriquecimiento de uranio en suelo ruso, podría llegar a ser la única posibilidad que tiene Teherán para continuar con su programa nuclear. Sin embargo, Europa no va a permitir quedarse afuera de este negocio nuclear e Irán aspira a ser más independiente.

Ver también: La fortaleza de Irán
Ver también: ¿Cuál es el verdadero interés de Occidente en que Irán cancele su programa nuclear?

2005_12_27_iran

Vista satelital de la central nuclear de Busher: Rusia suministra el combustible para su funcionamiento.

Las razones de Rusia

Las relaciones ruso-iraníes se encuentran en un buen momento. En los últimos años, tanto China como el Kremlin le han suministrado los medios a Irán para que pudiese desarrollar su programa nuclear pacífico.

Moscú ahora sube la apuesta, ya que la planta iraní de enriquecimiento de uranio, proveería a rusia de altos beneficios económicos al suministrar asesoramiento técnico, equipos especializados y materias primas.

La negación de Europa

La Unión europea o los tres países que la representan en las negociaciones con Irán (Francia, Gran Bretaña y Alemania), no se han manifestado ante la propuesta rusa, pero lo más probable es que su respuesta sea un rechazo, esgrimiendo las razones de la seguridad mundial y de la posibilidad de que Irán utilice estas plantas para construir armas nucleares.

La verdad es que Europa pretende supervisar directamente los planes nucleares iraníes y desea contribuir con materiales y técnicos propios para ser la única beneficiada en el avance nuclear de Teherán.

La Unión Europea le ofreció a Irán hace seis meses ser la proveedora de combustible de la central nuclear de Busher, y hasta que Therán se fuera transformando gradualmente en la principal fuente de gas y petróleo a Europa si Irán accedia a la intervención económica europea en su programa nuclear. Estas ofertas fueron rechazadas.

La posición iraní

Convengamos que desde la salida del gobierno moderado de Mohammed Jatami y la llegada de los conservadores al poder, el prestigio mundial de Irán ha descendido notablemente al volver a pronunciar, un presidente, encendidos discursos anti israelíes y la exacerbación del anacrónico nacionalismo religioso. Esta nueva situación contribuye a que los más radicales líderes norteamericanos y europeos alerten al mundo de las probabilidades de desarrollo de armas nucleares.

Pero, la ambición europea y rusa sobre el programa nuclear iraní pacífico no es nueva, viene desde el gobierno anterior, y en esa época también se mencionaba el peligro nuclear que representa Irán.

Therán quiere ser más independiente, por eso no va a aceptar la propuesta de Moscú. Lo más probable es que el gobierno iraní siga apelando con su discurso religioso, al exagerar el peligro de un enemigo, para tener aferradas a las masas, de esta forma las negociaciones volverán a empantanarse. Aparentemente, Irán no tiene muchas chances de ser totalmente independiente en materia nuclear.

Por otro lado, Irán es consciente de que si la Unión Eropea o Estados Unidos llevan su caso al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, tanto China como Rusia son dos países aliados y con poder de veto que bloquearían las acciones contra el país musulmán.

Pero la experiencia nos dice que tanto Washington como Europa no necesitan una resolución oficial de la ONU para bloquear o invadir un país que le sea hostil a sus intereses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: