Corea del Norte sube la apuesta

Por Maximiliano Sbarbi Osuna

La posible presencia de armas atómicas en la península coreana sitúa al gobierno de Pyongyang en una posición de mayor fortaleza en la pulseada que mantiene con Washington y sus aliados asiáticos. Sin embargo, a pesar de lo que opinan varios analistas, EE.UU. no resultó debilitado tras el anuncio del gobierno norcoreano.

2005_02_27_corea

Presidente de Norcorea: Kim Jong il

Por un lado, los halcones de la Casa Blanca y del Pentágono tienen la excusa perfecta del peligro de Corea del Norte para seguir financiando excesivos gastos militares, y legitimar la presencia de 37 mil efectivos militares en Corea del Sur. Pero, la razón más importante tiene relación con el aumento de la influencia de EE.UU. sobre sus colegas de Japón y Corea del Sur en este momento en que China pretende expandir su preponderancia en la región.

Sea o no cierto que el gobierno de Kim Jong il tenga cabezas nucleares, Washington se aferra aun más al compromiso militar con Tokio y Seul, a quienes demanda una mayor militarización y presencia en conflictos ajenos, tal como les exigió en la última guerra de Irak.

La posición de Corea del Norte

No hay duda de que Corea del Norte no quiere repetir la posición de debilidad de Saddam Hussein, que por todos los medios y en vano intentó demostrar que no fabricaba armas prohibidas, de esta manera, Pyongyang sube la apuesta y se pone en condiciones de lograr un mayor peso en la negociación con EE.UU.

Pero, ¿Qué exige Corea del Norte? A cambio de desmantelar su programa nuclear, el gobierno de Kim Jong il pretende que Washington firme un compromiso de que no va a desestabilizar ni atacar militarmente a su gobierno, el retiro de Corea del Norte de la lista del “eje del mal”, la no intromisión de EE.UU. en el diálogo con sus vecinos surcoreanos, la salida de las tropas norteamericanas de la península y la prestación de ayuda económica para paliar la crisis energética .

El orígen del conflicto

En los acuerdos de 1994, Pyongyang se comprometió a no reabrir sus plantas atómicas a cambio de la promesa norteamericana de construir dos reactores en Corea del Norte para generar energía, pero la llegada de Bush (hijo) al poder propició el abandono del proyecto en 2002 con la excusa de que Corea del Norte había transformado 8 mil varillas de uranio en plutonio para producir armas atómicas.

Norcorea manifestó que estaba produciendo plutonio para fines pacíficos y que se vio forzada a hacerlo porque EE.UU. le había quitado el apoyo energético vital para su empobrecida economía.

Las conversaciones de seis partes (las dos Coreas, Japón, Rusia, China y EE.UU.) en Pekín abrieron una esperanza de diálogo, pero todas fracasaron sin acuerdo alguno. El cambio de estrategia norcoreano cambia la situación y alarma al gobierno de Seul.

El temor de Corea del Sur

Más que a la bomba norcoreana, Seul le teme a la reacción estadounidense, ya que un ataque a Corea del Norte, lanzaría inevitablemente a Corea del Sur a una guerra nuclear con Pyongyang.

De manera enérgica, Corea del Sur le recuerda a EE.UU. que no va aceptar un aumento de la tensión entre Washington y Norcorea que ponga en peligro la seguridad en la península coreana.

Conclusión

En ese sentido, la proclama nuclear de Corea del Norte deja paralizados en su accionar belicoso a los más duros de la administración Bush, ya que Corea del Sur lleva una década de pacificación con el norte. Pero, por otro lado, el aumento de la influencia militar y política de Estados Unidos en la región produce inevitablemente un acatamiento, por parte de Tokio y Seul, a los propósitos que Washington tenga hacia el controvertido gobierno norcoreano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: