Estados Unidos: Contradicciones Demócratas

Por Maximiliano Sbarbi Osuna

El Partido Demócrata definió, en su Convención, al candidato presidencial John Kerry. Los ex presidentes Jimmy Carter y Bill Clinton señalaron, entre ovaciones, los errores de la administración Bush, hablaron de terrorismo y de Irak, pero no mencionaron que cuando ellos mismos estaban en el poder ejercieron la misma clase de desaciertos y gravísimos errores que le critican a su contrincante electoral.

2004_06_21_democratas

En la primera jornada de la Convención Demócrata de Boston, que se realiza cada cuatro años y que proclamó, la semana pasada, la candidatura presidencial de John Kerry, se hicieron presentes los grandes líderes del partido, los cuales atacaron duramente al actual presidente George Bush, pero detrás de cada crítica ocultaron que ellos cometieron los mismos errores durante sus gestiones.

El ex vicepresidente Al Gore fue el que abrió la ronda de discursos ironizando sobre el supuesto fraude electoral que le hizo perder la elección anterior frente al actual presidente.
Además, se burló de Bush porque al atacar Irak “confundió la amenaza de Osama Bin Laden y Al Qaeda con la de Sadam Husein.

Parece que Gore olvida que durante su paso por el gobierno, como vicepresidente de Bill Clinton, bombardeó Irak varias veces con el pretexto de que el ejército árabe era una amenaza.

Otra figura de la noche fue el ex presidente Jimmy Carter, cuyo trabajo actual consiste en vigilar los procesos electorales latinoamericanos. El lider de 80 años no dudó en atacar a Bush con este argumento: “Con nuestros aliados desunidos, el mundo resentido con nosotros, y Medio Oriente en llamas, necesitamos que John Kerry restaure vida a la guerra global contra el terrorismo”.

Estas palabras textuales se contradicen con lo ocurrido durante su presidencia (1977-1981), en la que Washington apoyó el terrorismo y la violación a los Derechos Humanos de sus aliados, los militares indonesios, sobre la población de la ex colonia portuguesa de Timor Oriental, la cuál buscaba su independencia. (VER: Noam Chomsky – Estados Canallas, Capítulo 4: Retrospectiva de Timor Oriental)

De acuerdo con el lingüista estadounidense, Noam Chomsky, el gobierno de Carter brindó asilo al ex dictador nicaragüense Anastasio Somoza luego de armar un grupo paramilitar terrorista que luchara contra los sandinistas, que tomaron el poder en Nicaragua durante la presidencia de Carter.

Por su parte, el gobernador demócrata de Nuevo México, Bill Richardson, luego de manifestarse enfáticamente en contra de la guerra de Irak, dijo: “Nuestro objetivo es mostrar el costado personal del senador Kerry; su carácter, su servicio en Vietnám, sus cualidades de liderazgo”.

Esta es otra contradicción, que por un lado desestima la guerra de Irak por innecesaria y por el otro sobrevalora la guerra de Vietnám, como si hubiese sido una hazaña de la cual los norteamericanos deban enorgullecerse, luego de masacrar poblaciones civiles y tener que retirarse luego de muchas pérdidas habiendo sido derrotados en la selva por una guerrilla.

El más ovacionado fue el encargado de cerrar la jornada, el ex presidente Bill Clinton, que también criticó duramente la guerra en Irak. Los aplausos y la bulliciosa muestra de cariño que recibió hizo temer a los encargados de la campaña de Kerry que la imagen de Clinton opacara a la del nuevo candidato.

Clinton señaló las diferencias en educación, medio ambiente, desarme, salud y niños. Sin embargo, su administración fue una de los que más presionó en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para que se mantenga el embargo a Irak, lo que debilitó la economía y provocó, de acuerdo con UNICEF, la muerte por inanición de 500 mil niños.

Con respecto a la política medioambiental, durante el bombardeo de la OTAN de 1999 para la liberación de Kosovo, la administración Clinton no prohibió el uso de proyectiles que contenían uranio empobrecido, acerca de los cuales hay una gran discusión sobre las consecuencias nocivas para la salud, ya que puede causar cáncer, malformaciones en nacimientos y contaminación del suelo y del agua.

Estas son algunas de las contradicciones y ocultamientos que pasan desapercibidos en medio del fervor de la campaña. Pero, mientras las grandes figuras demócratas denuncian sin mucho esfuerzo los errores del actual gobierno en la guerra de Irak, ninguna de ellas mencionó un tema muy importante: el retiro de las tropas norteamericanas del país invadido si el Partido Demócrata llegase a alcanzar la presidencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: